lunes, 6 de octubre de 2008

La Televisión y sus Efectos



“Hernán (5 años): Había una nena desnuda y el señor la besaba y ella lo pateaba. Alguien no quería que le usara el auto del papá y le gritaba. Después estaba en penitencia.Adriana (7 años): Un hombre le quería hacer eso a una chica y ella no quería. Después la cargaban porque iba a tener un bebé y no se había casado. Después le hacían un juicio, no se para qué. Hay que ver la película para saber bien.María Laura (11 años) Uh... es horrible. Mi mamá no me deja ver esas cosas de violaciones y tipos que matan porque si. Si, era una violación y es tipo después la perseguía y ella iba a un juicio y los amigos del tipo se alegraban ella no podía demostrar que la habían violado. No me gustan esas películas.Los tres relatos anteriores fueron hechos por niños que tuvieron la oportunidad de ver avances televisivos hechos durante la transmisión de programas infantiles”(Azzolini-Gonzalez, La educación y el mensaje televisivo, 1995).La televisión se ha convertido en la musa inspiradora de aquellas personas que encuentran en la ficción el guión de sus propias vidas.La realidad nos demuestra que afecta más a niños y adolescentes, puesto que están más propensos a querer construir su propia vida o identidad según patrones o modelos de vida brotados por la necesidad de vender mercancía barata pero segura: sexo, escándalos y violencia.Una encuesta del Centro de Estudios de la Opinión Pública (CEOP), indica que el entretenimiento principal del 77 % de los argentinos es mirar televisión, y casi el 84 % le destina a dicha actividad más de dos horas diarias. De los 2.926.089 niños de entre 5 y 14 años residentes en Capital Federal y Gran Buenos Aires, un 40 % mira de 3 a 5 horas por día.Acerca del impacto de la violencia televisiva en el universo infantil, las Universidades de Quilmes, Buenos Aires y Belgrano, en un trabajo conjunto, descubrieron que en 242 horas de programación reconocieron 4.703 escenas de violencia. Según esta estadística, cada tres minutos se producen imágenes de agresión que se duplican los fines de semana y en períodos de vacaciones. Los autores concluyen que, a lo largo de seis años, un menos acumula en su memoria un total de 85.410 escenas violentas.La televisión entra a nuestro hogar sin pedirnos permiso, y causa ciertos efectos cognitivos que son considerados como influyentes y conformadores de las opiniones y creencias individuales sobre el mundo que nos rodea.En este contexto JENHINGS BRYANT / DOLF ZILLMANN en la obra “Los efectos de los medios de comunicación”, expresan: “Se pretende que la televisión sea una entre varias fuentes de información del mundo real que el ser humano tiene consideración cuando desarrolla sus propias opiniones e impresiones sobre la realidad social”.De acuerdo con lo expuesto anteriormente, es posible entonces construir un vínculo relacionado con los efectos cognitivos centralizado en la cuestión sobre los límites entre la realidad y la fantasía.“Aquí, la cuestión readica en evaluar hasta qué punto la televisión propendería a confundir al niño sobre sus nociones acerca de lo que es empíricamente posible o imposible” (Azzolini/Gonzalez, La educación y el mensaje televisivo, 1995).Un ejemplo paradigmático puede encontrarse en la ya clásica obra de MANDER (1984)“Cuatro razones para eliminar la televisión”. En esta obra el autor vincula el problema genérico de la relación fantasía-realidad con el de la naturaleza de la imagen televisiva y su incidencia en la mente del niño.En una de sus afirmaciones construye el siguiente enunciado: “Uno de los principales efectos de la TV es tener la capacidad como medio, de transplantar imágenes en la mente de niños y adultos”.Y hace referencia a que “La mente humana no contaría con mecanismos innatos para discriminar entre las imágenes asimiladas en su propia experiencia directa sobre el mundo y aquellas asimiladas por un medio artificial como la televisión”.Continuando con su apreciación, relata que ”la razón de esta obedecería, en términos funcionales, a la ausencia de la correspondiente necesidad, y en términos adaptativos, porque ello supondría a priori la existencia de una actividad disociativa alienante” A este fenómeno Mandel lo denomina cinismo sensorial. El autor concluye “que en la medida en que las personas se encuentran indefensas ante la invasión de imágenes televisivas, no pudiendo tampoco diferenciarlas de las propias sin salvaguardar la identidad de estas últimas, comienzan a perder control sobre sus imágenes, lo que equivale a perder el control sobre sus mentes”.En relación a este punto, traigo a nuestra memoria el caso ocurrido en Jonesboro, Estados Unidos donde dos menores acribillaron a cinco compañeros, disfrazados de Rambo.A esta altura del desarrollo es necesario definr a los efectos de la televisión como “Todo cambio de estado físico, mental y conductal, distinguible, circunscribible y/o mensurable, y que afecta al desarrollo del individuo, así como a sus procesos de comunicación e interacción social con sus semejantes”. “La expresión <> es objeto a su vez, de una determinación cuidadosa puesto que incluye los determinados procesos cognitivos, tales como percepción, memoria, pensamiento y comprensión; los fenómenos de la esfera afectiva, como emociones y sentimientos; la dimensión intencional y actitudinal; los aspectos más estables y estructurales como los sistemas de valores y creencias básicas y la personalidad”. “Se reconoce a su vez, el nivel conductual en todo acto motor y verbal humanamente significativo”. (Azzolini-Gonzalez, La educación y el mensaje televisivo, 1995).Instalados ya en este escenario, tenemos la certeza que existe la comprobación científica acerca de los efectos que pueden producir los mensajes televisivos en un individuo.Según ALBERT BANDURA, eminente protagonista de la opinión de que “la violencia televisiva es potencialmente nociva porque aporta modelos de comportamineto agresivo que pueden ser copiados por los espectadores, especialmente los niños”. (Bryant/Zillman, Los efectos de los medios de comunicación, 1996).Según RICARDO SAHOVALER, psicoanalista infantil y autor del libro Psicoanálisis de la televisión, en la nota del 26 de abril del corriente año en Revista La Nación expresa: “...El efecto persiste aún después de apagar el aparato. Pero el discurso fragmentado constituye el problema más significativo del horario de protección. La tele no da tiempo para pensar, Su mismo ritmo hace que el contenido se pierda tras la publicidad que muestra una mujer semidesnuda o secuencias de Duro de Matar como por ejemplo. Esa descontextualización en los avance es más lesiva que una película entera de sexo o acción. La fragmentación del discurso se registra como algo traumático”.Vale aclarar que nos centraremos en los efectos de la violencia en la televisión y en cómo ésta afecta a la conducta en los niños y adolescentes, puesto que el tema es mucho más extensivo a otros segmentos, como así también a las actitudes.Por lo tanto y a partir de lo expuesto, profundizaremos sobre el comportamiento agresivo de este grupo de espectadores a través de dos hipótesis que hacen referencia a la imitación y a la desensibilización como mecanismos que actúan en los efectos del comportamiento.“En una serie de experimentos de laboratorio, BANDURA (1978, 1979, 1982, 1985) exploró las conexiones entre la exposición a violencia televisiva o cinematográfica y sus descubrimientos indicaron que se puede motivar a los niños a comportarse de modo más agresivo después de un proceso de desinhibición y también a un aprendizaje observador en el cual imitan el comportamiento de los modelos visionados. Los experimentos de Bandura demuestran que al haber presenciado agresión en la vida real o en una película de dibujos animados, siscitaba comportamiento agresivos imitativos en los niños”.“En otras palabras, la contemplación de personajes televisivos favoritos de conducta violenta en la pantalla provocaba una identificación de los niños con dichos actores y con sus acciones, lo cual, en circunstancias propicias, podría provocar su imitación”. (Bryant / Zillmann, Los efectos de los medios de comunicación ).Mientras tanto, la Dra. MADELINE LEVINE en su obra “La violencia en los medios de comunicación”, 1997, expresa: “Los niños son excelentes imitadores. Aunque la imitación no es el único mecanismo que tienen los niños, es el primero y sienta las bases del aprendizaje futuro”.Continuando con el relato la doctora explica: “Como los niños imitan permanentemente a la gente que los rodea, es lógico que también imiten a las personas que ven en la televisión o en el cine”.Como ejemplo de lo expuesto, la autora cita el caso de “un niño de cinco años que le prendió fuego a su casa y causó la muerte de su hermanita de dos años, después de haber visto un episodio de Bravis y Butt-Heat (dos preadolescentes estúpidos que disfrutan realizando actividades antisociales)”.Es importante definir entonces que el aprendizaje por observación “Se realiza mediante el modelado de las conductas de los demás y de sus resultados. Implica integrar la nueva información con la que ya se posee. Comparándola en función de sus semejanzas y diferencias, de los resultados obtenidos por ambas personas (la que modela y el modelo) en las situaciones en los que fueron aplicados, ordenándola, clasificándola, jerarquizándola, o sea, organizándola y descubriendo – construyendo las reglas necesarias como para llevarlas a cabo (cuando esta información fuese transformado en acción) de la manera más adecuada posible. Se modelan tanto acciones, como pensamientos y sentimientos”. (Chazenbalk, Liliana, Psicología Cognitiva, 1998).También se hizo referencia a la desensibilización “Según esta hipótesis, el argumento sostiene que los jóvenes espectadores se acostumbran de manera creciente a la violencia de los programas que consumen si lo hacen de forma intensiva”.“En consecuencia, crece la demanda de una mayor cantidad y un mayor contenido violento a medida que los espectadores se habitúan y por lo tanto, se pierde el <> y en consecuencia su atractivo”. (Bryant / Zillmann, Los efectos de los medios de comunicación, 1996).“Otras investigaciones realizadas a niños relativamente asiduos (más de 25 Hs. Semanales) manifestaron una respuesta mucho más débil ante la violencia televisiva en términos de medición y excitación fisiológica, que los espectadores mucho menos asiduos (menos de 4 hs. Semanales)”. (Cline, Croft, Courrier, 1973).De acuerdo a esta hipótesis la Dra. Madeline Levine manifiesta en su obra La violencia en los medios de comunicación que “El problema de la desensibilización es igual de grave y más complejo, y probablemente compromete una mayor cantidad de niños”.Y menciona que desensibilización “Es una clase de aprendizaje mediante el cual cada vez reaccionamos menos ante ciertos hechos”.Culmina su relato acerca de esta hipótesis generalizando que “En el mundo donde el asesinato llega a nuestros hogares todas las noches a través de noticieros, donde la forma de asesinato más común es la violencia fortuita, y donde las armas de fuego son la principal causa de muerte de grandes segmentos de nuestra población es, quizás, la peor amenaza a todos. Al volvernos menos reactivos ante el sufrimiento humano empezamos a perder noción de lo que significa ser humanos. Aunque no lleguemos jamás a aprobar la violencia ni a participar en actos violentos, quizás la violencia no nos disgusta tanto como debería”.La televisión no distingue entre sus espectadores por lo tanto, los niños están expuestos a muchos programas que no están dirigidos a la audiencia infantil.Para concluir con el desarrollo teórico, un párrafo de la Dra. Levine:“Cuando los ejecutivos de la Industria del Espectáculo insisten en que las ganancias anteceden a la responsabilidad, no están viviendo de acuerdo con su compromiso de servir al público. Cuando los padres permitimos que nuestros hijos vean horas enteras de violencia irracional, no estamos viviendo de acuerdo con nuestro compromiso de proteger a nuestros hijos.Los niños están siendo lastimados.Son lastimados cuando son víctimas o autores de una violencia insensata, que los medios de comunicación exaltan. Son lastimados cuando ven al mundo como un lugar corrupto y aterrador, en el cual solamente los bienes de consumo proporcionan satisfacción y paz mental.Son lastimados cuando se vuelven tan dependientes de las ráfagas de las armas de fuego y de los efectos visuales prefabricados que ya no pueden inventar sus propias imágenes o soñar sus propios sueños.Es hora de dejar de lastimar al sector más vulnerable de nuestra población. Es hora de empezar a proteger a nuestros hijos”.

Martín Stortoni

Op. Pisocología Social

Vida Cotidiana



Comenzar a reflexionar sobre algunos Hechos de nuestra Vida Cotidiana, hechos salientes de la vida en Argentina y en el mundo, que por alguna razón adquieren una especial dimensión en la opinión pública. La cotidianidad es una multiplicidad de hechos, de acciones, de vínculos, de relaciones, de representaciones que abarca todos los ámbitos de la vida y tiene la particularidad de no ser analizada ni cuestionada. Lo que aparece como dado se vuelve invisible, y sólo aparece cuando desaparece o cambia. Esta cualidad o propiedad de la vida cotidiana de tornarse invisible es apoyada o incentivada desde los discursos hegemónicos que –naturalizan lo social, generalizan lo particular y atemporizan lo histórico- Esta tendencia tiene como propósito no preguntarse por las causas de los hechos y desconocer las causas conlleva la imposibilidad de modificación, quedando atrapados en la mera descripción. Sin embargo la vida cotidiana es esa realidad objetiva posible de ser leída, analizada, interrogadda y transformada. Conocer y dar conocimiento para abrir un espacio a la reflexión y así dar respuestas a las relaciones sociales, las instituciones, las relaciones que expresan esas instituciones, las ideologías -que también dan cuenta de esas relaciones- las normas, las formas de organización que se dan los sujetos de ese orden social concreto, es la razón de ser del programa. Los temas del orden social, de las relaciones entre los grupos, las luchas sociales, van dejando de ser un simple telón de fondo y se vuelven fenómenos que nos interrogan. Observarlos, como lectura de la realidad implica un pasaje de un conocimiento superficial a un conocimiento más profundo.

Martín Stortoni

Op.Psicólogo Social

viernes, 3 de octubre de 2008

Construyendo Relaciones para Relacionarnos


En el ámbito organizacional, comienza a manifestarse la necesidad de relación en cada grupo implicado en el interior de la empresa. Aspectos culturales y de identidad, se instalan en consecuencias de contexto en el cual cada integrante asimila asuntos de cotidianidad como representaciones de un conjunto de hechos, actos, objetos, y actividades que construyen aprendizaje.
Estas manifestaciones de cada sujeto se traslada en el adentro de la empresa, actuando como modificante del sistema de identidad y cultural de la misma. Si bien es cierto que la organización posee especificaciones que direcciona su propio ámbito, también es cierto que se ve involucrada en manejar estratégicamente estas instancias cotidianas en su propio contexto laboral.
La forma de relaciones especifica departamentos e individuos; debiéndose instalar un clima laboral favorable para no obstaculizar los objetivos trazados por la empresa.
Desde este lugar, la distancia óptima adquiere niveles trascendentales para contrarrestar y amenizar para desobstaculizar y encauzar de esta forma, relaciones de cordialidad y tranquilidad, reduciendo ansiedades.
Desde la empresa, y hacia afuera, el cliente del mismo modo y bajo las mismas circunstancias, necesita en confiar en la marca, para establecer una relación perdurable e el tiempo. El éxito de la empresa de hoy, va a depender de la capacidad para poner en práctica los fundamentos sobre los que el Marketing Relacional está basado, como reducir el costo de obtener nuevos clientes para incrementar la retención de éstos, tratar a los clientes adecuadamente, reconocer su individualidad y satisfacer sus necesidades únicas para así, asegurarse un crecimiento sostenible que le aporte altas tasas de rentabilidad. Morgan y Hunt (1994) centran el concepto de marketing relacional en todas aquellas actividades de marketing dirigidas a establecer, desarrollar y mantener intercambios relacionales exitosos.
Martín Stortoni
Desarrollo Organizacional

martes, 23 de septiembre de 2008

Biografía del Maestro Pichon Riviere





Biografía de Enrique Pichon Rivière,
Material extraido del libro Conversaciones con Enríque Pichón Rivière Sobre el Arte y la Locura
de Vicente Zito Lema, Ediciones Cinco por la Lic. Gladis Adamson


Biografía
Enrique Pichon Riviére nació en Suiza en 1907, y de muy pequeño vino a la Argentina. Su infancia transcurrió en el Chaco y en Corrientes, donde aprendió "el guaraní antes que el castellano", como él decía. Estudió medicina, psiquiatría y antropología, aunque abandonó estos últimos estudios para desarrollar su carrera como psiquiatra y psicoanalista, convirtiéndose en uno de los introductores del psicoanálisis en la Argentina.
A comienzos de los '40 se convierte en uno de los fundadores de la Asociación Psicoanalítica Argentina. Luego toma distancia de ella, para centrar su interés en la sociedad y la actividad grupal en el seno social, fundando la Escuela de Psicología social.
Responsable de una renovación general de la psiquiatría, Pichon Riviére introdujo la psicoterapia grupal en el país (servicio que incorporó al Hospital Psiquiátrico cuando fue su director) y los test en la práctica de esa disciplina, impulsando también la psiquiatría infantil y adolescente. Incursionó en política, economía, deporte, ensayó hipótesis sobre mitos y costumbres de Buenos Aires, y se interesó especialmente por la creación artística estableciendo un territorio común entre la crítica literaria y la interpretación psicoanalítica de la obra como expresión de las patologías del autor.
Líder y maestro, desde la cátedra y las conferencias dirigidas al público más amplio y diverso, se convirtió en referente obligado para más de una generación de psicoterapeutas, y formó decenas de investigadores en el campo de una teoría social que interpreta al individuo como la resultante de la relación entre él y los objetos internos y externos.

Autobiografía.- Señala Pichon Rivière que su vocación por las Ciencias del Hombre surgió de la tentativa de resolver el conflicto entre dos culturas: la europea, su cultura de origen, y la guaraní, de la que fue testigo desde los 4 años, cuando su familia emigra al Chaco, hasta los 18 años. "Se dio así en mí la incorporación, por cierto que no del todo discriminada, de dos modelos culturales casi opuestos. Mi interés por la observación de la realidad fue inicialmente de características precientíficas y, más exactamente, míticas y mágicas, adquiriendo una metodología científica a través de la tarea psiquiátrica" (7).
En la cultura guaraní, la concepción del mundo es mágica y está regida por la culpa, y la "internalización de estas estructuras primitivas orientó mi interés hacia la desocultación de lo implícito, en la certeza de que tras todo pensamiento que sigue las leyes de la lógica formal, subyace un contenido que, a través de distintos procesos de simbolización, incluye siempre una relación con la muerte en una situación triangular" (8).
"Ubicado en un contexto donde las relaciones causales eran encubiertas por la idea de la arbitrariedad del destino, mi vocación analítica surge como necesidad de esclarecimiento de los misterios familiares y de indagación de los motivos que regían la conducta de los grupos inmediato y mediato. Los misterios no esclarecidos en el plano de lo inmediato (lo que Freud llama "la novela familiar") y la explicación mágica de las relaciones entre el hombre y la naturaleza determinaron en mí la curiosidad, punto de partida de mi vocación por las Ciencias del Hombre".
"Algo de lo mágico y lo mítico desaparecía entonces frente a la desocultación de ese orden subyacente pero explorable: el de la interrelación dialéctica entre el hombre y su medio" (8).
El contacto de Pichon Rivière con el psicoanálisis es anterior a su ingreso a la Facultad de Medicina. En ella, Pichon Rivière toma contacto directo con la muerte, aún cuando su vocación es la lucha contra ella. "Allí se reforzó mi decisión de trabajar en el campo de la locura, que aún siendo una forma de muerte, puede resultar reversible" (9).
Incursionando en la psiquiatría clínica, Pichon Rivière comprende a la conducta como una totalidad en evolución dialéctica donde se puede discernir un aspecto manifiesto y otro subyacente, lo que terminó orientándolo definitivamente hacia el psicoanálisis. De su contacto con los pacientes, concluye que "tras toda conducta "desviada" subyace una situación de conflicto, siendo la enfermedad la expresión de un fallido intento de adatpación al medio. En síntesis, que la enfermedad era un proceso comprensible" (9).
La formación psicoanalítica de Pichon Rivière concluye con su análisis didáctico, realizado con el Dr. Garma, y por la lectura de la "Gradiva" de Freud, donde "tuve la vivencia de haber encontrado el camino que me permitiría lograr una síntesis, bajo el común denominador de los sueños y el pensamiento mágico, entre el arte y la psiquiatría" (10).
Tratando pacientes psicóticos, se le hizo evidente la existencia de objetos internos, y de fantasías inconcientes como crónica interna de la realidad. El examen de este mundo interno llevó a Pichon Rivière a ampliar la idea de "relación de objeto" formulando la noción de vínculo, que sustituyó además, al concepto de instinto. Esta ruptura parcial con algunas ideas del psicoanálisis desembocó en la construcción de una Psicología Social. Al respecto, señala Pichon Rivière: "la trayectoria de mi tarea, que puede describirse como la indagación de la estructura y sentido de la conducta, en la que surgió el descubrimiento de su índole social, se configura como una praxis que se expresa en un esquema conceptual, referencial y operativo" (12), siendo la síntesis actual de esa indagación, la propuesta de una epistemología convergente.
Pichon Rivière logra, según él mismo, una formulación más totalizadora de su esquema conceptual en sus escritos "Empleo del Tofranil en el tratamiento del grupo familiar" (1962), "Grupo operativo y teoría de la enfermedad única" (1965), e "Introducción a una nueva problemática para la psiquiatría" (1967).

PSICOANALISIS

Teoría a la que Pichon Rivière adhirió durante muchos años y cuya ortodoxia criticó en algunos aspectos, señalando que: a) el antropocentrismo de Freud le impidió a éste desarrollar un enfoque dialéctico, y b) su planteo instintivista y su desconocimiento de la dimensión ecológica le impidieron, asimismo, formularse algo que ya había vislumbrado, a saber, que toda psicología es, en sentido estricto, social (43).

1. Concepto pichoniano.- Pichon Rivière cuenta su historia con el psicoanálisis, indicando que en base a los datos que obtuvo sobre la estructura y características de la conducta tratando a sus pacientes, y orientado por el estudio de las obras de Freud, comenzó su formación psicoanalítica que culminó, años más tarde, en su análisis didáctico con el Dr. Garma.
Señala asimismo que por entonces, "por la lectura del trabajo de Freud sobre "La Gradiva" de Jensen tuve la vivencia de haber encontrado el camino que permitiría lograr una síntesis, bajo el común denominador de los sueños y el pensamiento mágico, entre el arte y la psiquiatría" (10).
A partir del tratamiento de psicóticos, Pichon Rivière formula su teoría del vínculo en sustitución de la teoría freudiana instintivista, lo que conducía necesariamente a definir a la psicología, en un sentido estricto, como psicología social (11).
Pichon Rivière reconoce a Freud el haber intuído esta última formulación, que el creador del psicoanálisis plantea en "Psicología de las masas y análisis del Yo". Sin embargo, un análisis más detallado del mencionado artículo reveló a Pichon Rivière que, si bien Freud alcanzó por momentos una visión integral del problema de la interrelación hombre-sociedad, no pudo desprenderse sin embargo, de una visión antropocéntrica que le impidió desarrollar un enfoque dialéctico. Además, "pese a percibir la falacia de la oposición dilemática entre psicología individual y psicología colectiva, su apego a la "mitología" del psicoanálisis, la teoría instintivista y el desconocimiento de la dimensión ecológica le impidieron formularse lo vislumbrado, esto es, que 'toda psicología, en un sentido estricto, es social'" (42-43).
Podemos sintetizar el análisis de Pichon Rivière sobre la "Psicología de las masas y análisis del Yo" en los términos siguientes.
Freud comienza refiriéndose a las relaciones del individuo con sus padres, hermanos, médico, etc., que bien pueden considerarse fenómenos sociales. Estos entrarían en oposición con aquellos denominados por Freud narcisistas. En este punto, Pichon Rivière refiere que, de acuerdo a los planteos de M. Klein, se trata de relaciones externas que han sido internalizadas (los 'vínculos internos' de Pichon Rivière) y que reproducen en el yo las relaciones grupales o 'ecológicas'. Tales estructuras vinculares se configuran en base a experiencias precocísimas, irreductibles a un mero instinto.
Este conjunto de relaciones internalizadas "en permanente interacción y sufriendo la actividad de mecanismos o técnicas defensivas constituye el 'grupo interno', con sus relaciones, contenido de la fantasía inconciente" (42).
Todo esto fue efectivamente vislumbrado por Freud, pero, sin embargo, no pudo desarrollarlo debido a que, como fue señalado, su posición antropocéntrica e instintivista le impidió desplazar su atención de un ser individual a merced de sus instintos, hacia un ser social cuyo psiquismo se organiza ante todo vincularmente (42).
Ya fuera de la ortodoxia freudiana, del esquema conceptual de Pichon Rivière forman parte también los planteos de Melanie Klein acerca de las posiciones esquizoparanoide y depresiva, entendidas como configuraciones de objetos, ansiedades básicas y defensas.

Martín Stortoni

Op. Psicólogo Social

sábado, 13 de septiembre de 2008

Postgrados de Especialización. Gestión del Conocimiento

Postgrados de Especialización. Gestión del Conocimiento.“El pensamiento estratégico comienza con la reflexión sobre la naturaleza más profunda de un proyecto y sobre los desafíos que plantea”.
Peter Senge La Quinta Disciplina en la Práctica


Comenzamos una nueva etapa, acompañando permanentemente a los cambios que se producen en el contexto vincular empresarial, en el cual se mueve en forma de espiral, el conocimiento.
El conocimiento, a escala individual, se establece por definición, como las creencias cognitivas, confirmadas, experimentadas y contextualizadas del conocedor sobre el objeto a conocer, las cuales serán condicionadas por su contexto histórico social, y serán potenciadas y sistematizadas por las capacidades de dicho conocedor, las que establecen las bases de la subjetividad puesta en acciones objetivas para generar valor.

Desde este lugar el Proyecto de los Postgrados encuadrados en el campo de formación de la Facultad de Diseño y Comunicación, cumplen con las necesidades que se visualizan en la actualidad y que se instalan como emergentes en el futuro de las Comunicaciones.
La Universidad debe ser protagonista de la realidad profesional y como tal es su función interpretar las contradicciones que se generan entre sus teorías y las prácticas que se evidencian en el mercado.

Entendiendo que las contradicciones son relaciones de un proceso universal y como tal fenómenos que se dan en cada acontecer.
Específicamente por un lado, encontramos a las universidades como generadoras de conocimientos teóricos y multidisciplinarios, y por el otro, a las empresas como generadoras también de conocimientos pero más pragmáticos y específicos, ambas hoy están aisladas desde la contradicción afirmación – negación.

Esta dilemática existente se deben a factores internos y externos.
Internos desde el interior mismo de cada sujeto integrante de la toma de decisiones de cada empresa, en donde se evidencia la negación por generar la integración de estos conocimientos, y por el otro lado la intencionalidad de las empresas para generar cambios y acompañar los mismos desde una perspectiva sistémica.
Afirmando como factor esencial que las distancias se deben acortar para producir la transformación necesaria para construir el aprendizaje a través de un nuevo sistema de valores, donde el conocimiento debe instalarse como apropiación de la realidad.

Por lo tanto, proyectarse desde el ámbito académico hacia el ámbito profesional, es encontrar instancias de aplicación de teorías reformuladas dialécticamente para ser destinadas al fortalecimiento de las comunicaciones empresariales.

Desde esta perspectiva, el conocimiento en las organizaciones deben entenderse como el conocimiento sinérgico, resultado de las operaciones de interacción desarrolladas generando un vínculo entre la universidad y la empresa.
La Gestión del conocimiento debe ser entendida como la instancia mediante la cual se obtiene, despliega o utiliza una variedad de recursos básicos jerarquizados para apoyar el desarrollo del conocimiento dentro de la organización.

Es por ello que entender cómo estructurar las iniciativas de la Gestión del conocimiento, generará una ventaja a la hora de considerar al conocimiento dentro de la estrategia de la empresa, enfrentada hoy a la imperante necesidad de establecer ventajas competitivas a largo plazo como enfoque orientado a disminuir riesgos, gestionando el conocimiento y ligándolo a los objetivos del negocio de la empresa, para asegurar el éxito actual y futuro y proyectar al mercado un claro mensaje de compromiso en esta área.

En este escenario, y ante la necesidad percibida en estudiantes, egresados, profesionales y empresas del sector de las comunicaciones, de complementar sus saberes en busca de la especialización como gestión del conocimiento, la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo gestiona una línea de postgrados en Creatividad, Dirección en Comunicaciones y Planificación de Medios.
Apuntando así a la construcción de dominios específicos e interdisciplinarios, permitiendo alcanzar la especificidad que necesita un especialista en el campo de las comunicaciones.

Como objetivo, se propone promover la investigación desde el ámbito educativo hacia el mercado profesional, profundizando en conceptos teóricos que se interpretan a partir de la praxis para contar con argumentos provenientes de la práctica profesional, pero construyendo nuevos paradigmas que se instalen en el ámbito de desarrollo profesional.

Esta dualidad investigación-disciplina constituye para el estudiante la apropiación instrumental de la realidad transformada a partir de un aprendizaje superior que le permita contar con un pensamiento crítico para identificar los obstáculos existentes en el campo profesional, por cierto muchos de ellos se encuentran instalados como referentes hegemónicos que deben ser estudiados y reemplazados por emergentes explícitos e implícitos para modificar la práctica de las disciplinas en comunicación.

Este fin se logra a través de procesos cuyos propósitos principales son potenciar la creatividad, desarrollar un pensamiento sistémico, actualizar y profundizar conocimientos objetivos como aporte significativo del postgrado a los requerimientos del mercado profesional y por extensión a la sociedad.

Los postgrados de especialización tienen también por objeto, en consecuencia, la obtención de verdaderos aportes en un área del conocimiento, cuya validez universal debe procurarse en el marco de un nivel de alta calidad académica.

Asimismo, el aprendizaje impartido desde cada postgrado, permite mediante el desarrollo de herramientas y métodos prácticos someter a las teorías a verificaciones prácticas, lo cual permite el afinamiento de las teorías.
Este ciclo continuo, creación de teorías, desarrollo, aplicación de métodos y herramientas prácticos basados en teorías, obtención de nuevas perspectivas que mejoran las teorías, es el motor que impulsa el crecimiento profesional.

Nuevas ideas, capaces de generar cambios, de desafiar el pensamiento convencional, de innovar, imaginar, descubrir, de plantear nuevas soluciones, de cuestionar lo establecido son necesarias en este momento de la sociedad.

Organización y estructura de los Planes de Estudios

Los postgrados tienen una duración de un año dividido en dos cuatrimestres.
El plan de estudios de los Postgrados se organiza en tres áreas temáticas:
Un área troncal donde se instala el “saber hacer” desde la integración de la teoría a la práctica, mediante una metodología de estudio y análisis de casos actuales en el mercado.

Estas dos asignaturas, dictadas por distintos profesionales invitados de acuerdo a funciones y habilidades específicas de los mismos, serán las que proyecten la sinergia entre métodos y herramientas que ayuden a conceptualizar y comprender temas complejos explícitos e implícitos para la construcción de prácticas reflexivas acompañando al desarrollo, crecimiento y evolución de la calidad y productividad del estudiante.

Dos áreas afines a los postgrados de especialización que cubran las necesidades de horizontalidades y verticalidades de conocimientos que debe poseer un profesional de la comunicación.
Las asignaturas correspondientes a estas áreas, serán dictadas en empresas, agencias de publicidad, centrales de medios y consultoras de Relaciones Públicas.

De esta forma y bajo esta metodología, el estudiante vivenciará sus conocimientos en la práctica cotidiana profesional.
Cada área corresponde a un trabajo específico profesional, y al adquirir conocimientos horizontales con las asignaturas correspondientes a las otras áreas se potencia el saber interdisciplinario.

Objetivos de los postgrados y perfil del egresado

1. Promover un ámbito de investigación, análisis y reflexión de la Gestión en Comunicaciones de acuerdo a la especificidad de cada postgrado, en función al área de la educación en la producción de investigaciones pertinentes, constituyendo un aporte relevante para la especialización de diversas áreas de grado.
2. Desarrollar las competencias necesarias para diseñar estrategias de comunicación integradas al sistema empresarial, proyectos y líneas de investigación y realizar investigaciones básicas y/o aplicadas que promuevan un crecimiento capaz de acompañar el intercambio teórico entre áreas de la comunicación.
3. Generar acciones de difusión e intercambio con otros ambientes de la comunicación a nivel nacional e internacional.

Pensando y elaborando permanentemente estrategias de aprendizaje para cubrir las necesidades del mercado profesional, la Facultad de Diseño y Comunicación, se instalará en esta nueva línea de postgrados de especialización, con la calidad académica que la distingue en sus carreras de grado y su Maestría en Diseño.

Martín Stortoni
Op.Psicólogo Social

Teoría Mundo Interno - Mundo Externo



TEORÍA DEL MUNDO INTERNO – MUNDO EXTERNO
MUNDO INTERNO según PICHÓN RIVIERE


El sujeto es un ser cognoscente de la representación, de la significación y de la acción.
Analizada desde la perspectiva dialéctica implicaba centrarnos en el estudio del interjuego e interpretación de varios pares contradictorios.
Como punto de partida la NECESIDAD tiene su opuesto en la SATISFACCIÓN, como estado subjetivo.
La satisfacción es la relación con el MUNDO EXTERNO implicando una relación con un OBJETO que es externo al sujeto.
Ese doble interjuego NECESIDAD – SATISFACCIÓN / SUJETO – CONTEXTO implica una relación a su vez que se transforma en este momento en el centro de nuestra reflexión:
Lo que se da entre el mundo externo y esa dimensión INTRASUJETO, dimensión que se constituye por INTERNALIZACIÓN.
Dimensión Psíquica según Pichon Riviere.
MUNDO INTERNO = GRUPO EXTERNO ó Ámbito Social
Es esa perspectiva dialéctica la que conduce a entender los procesos psíquicos.
Como emergiendo del INTERJUEGO entre dos formas objetivas de los REAL, dos MATERIALIZADES.
Una de esas formas objetivas de lo real que opera como condición de posibilidad de lo psíquico (psiquismo humano) es una determinada organización BIOLÓGICA (funcionamiento bio-físico-quimico). Aún cuando diferenciando de él al sistema nervioso (especialmente al cerebro). Si algo se altera o se atrofia desde lo biológico como ORGANIZACIÓN trae como consecuencia la alteración del funcionamiento psíquico.

Por nivel de educabilidad, la organización genética se entiende la CAPACIDAD DE APRENDIZAJE.
Que es el DESARROLLO DE UNA PARTICULAR CAPACIDAD ADAPTATIVA FRENTE AL MEDIO.
“Ninguna especie es comparable al hombre en su capacidad de adquirir nuevos patrones de conducta y desechar los viejos como proceso de aprendizaje”
Y el medio o vehículo más importante de expresión y realización de esa educabiliad genética es el lenguaje.
La SATISFACCIÓN está estrechamente ligada a esas modificaciones y el lenguaje alude a un ORDEN SOCIAL – otra forma de lo REAL que es la INTERRELACIÓN EN UNA DIALÉCTICA CON LA ORGANIZACIÓN BIOLÓGICA.
Da lugar a la emergencia de lo psíquico.
La otra condición de posibilidad de lo psíquico es UN ORDEN NATURAL.
Esa naturaleza la experimentamos en un CONTEXTO SOCIAL (objeto) Relaciones sociales VÍNCULOS.
El VÍNCULO = nexo entre dos sujetos que tiene como rasgo esencial LA INTERNALIZACIÓN DE LA RELACIÓN, LA VIGENCIA DEL OTRO, DEL OBJETO, DE LA RELACIÓN EN EL MUNDO INTERNO DE CADA SUJETO.
E incluimos las relaciones de producción. (Necesarias pues dan sentido de la vida ya que su sentido es la SATISFACCIÓN de las necesidades básicas.
La constitución de lo psíquico, en la configuración del MUNDO INTERNO, tiene la experiencia CON EL OTRO, con el OBJETO que en esa materialidad, REALIDAD, condición de posibilidad de los procesos psíquicos, debemos incluir LOS VÍNCULOS, LAS RELACIONES FAMILIARES.

Volviendo a las relaciones de producción, regulan el contacto del hombre con la naturaleza de la que se APROPIA, y a la que debe SOMETER, en la producción, en la satisfacción de las necesidades y con los otros hombres, QUE SE ASOCIA Y COOPERA en esa TAREA productiva, abren un NUEVO ORDEN diferente al orden animal: EL ORDEN HISTÓRICO SOCIAL, el orden HUMANO.
En la INTERIORIDAD de esas relaciones EMERGE el LENGUAJE, LA SIMBOLIZACIÓN, en la interioridad de esas relaciones EMERGE EL PSIQUISMO como RECONSTRUCCIÓN O REFLEJO DE ESE MUNDO EXTERIOR.
Plantear procesos psíquicos emergen de la RELACIÓN RECÍPROCA entre DOS formas de lo REAL, dos materialidades.
1) La organización biológica del sujeto
2) El contexto natural entretejido de relaciones sociales.

Es plantear que lo psíquico se estructura en ese sistema abierto ORGANISMO – MEDIO.
Para lo psíquico NO es material, no puede ser incluido en la categoría filosófica de materia.
Esa organización biológica, el cuerpo, el sistema nervioso, funcionaría como causa INTERNA de los procesos psíquicos y el mundo EXTERNO como condición EXTERNA.
MUNDO INTERIOR según FREUD
1° Período infantil: lo que rige para el yo hasta los 5 años aproximadamente.
El YO regula las relaciones entre el ELLO y el MUNDO EXTERNO. Asume exigencias INSTINTIVAS del ELLO para su satisfacción, recoge PERCEPCIONES del MUNDO EXTERNO las utiliza como RECUERDO.
Cuando las demandas del ELLO y el MUNDO EXTERNO son excesivas, se guía en su toma de decisiones por concejos de un PRINCIPIO DE PLACER MODIFICADO.
Luego de los 5 años, se abandona una parte del MUNDO EXTERNO en forma PARCIAL, como OBJETO y se la incorpora al YO mediante la IDENTIFICACIÓN = SE CONVIERTE EN ELEMENTO DEL MUNDO INTERIOR.

El SUPERYO es la nueva instancia psíquica que pasa a desempeñar funciones que desempeñaron los personajes del MUNDO EXTERNO – LA LEY.
Sus funciones:


  1. Observa al YO

  2. Le imparte órdenes

  3. Lo dirige

  4. Lo amenaza con castigarlo (tal como lo hicieron sus padres)

  5. Ocupa el lugar de los padres

  6. En su función de JUEZ = CONCIENCIA MORAL.

Lo notable de sus funciones es el despliegue de SEREVIDAD que los padres no sentaron precedentes. Llama a rendir cuentas al YO por sus hechos y sus pensamientos e intenciones no realizadas, que conoce perfectamente.
El SUPERYO es el heredero del COMPLEJO DE EDIPO igual queda establecido una vez eliminado dicho complejo.
La RIGIDEZ no se ajusta a modelo real. Corresponde al rechazo de la tentación del complejo de Edipo.
La religión y la filosofía lo toman desde un ente superior. Tormento de remordimientos.
Temor del niño a perder el amor, miedo sustituido por la instancia moral.

El YO resiste la tentación de hacer lo incorrecto que ofenda al SUPERYO, se eleva en su ATOCONCIENCIA y refuerza su orgullo.
La tarea del SUPERYO, es la de desempeñar entre el YO el papel del MUNDO EXTERNO por mas que se haya convertido en parte integrante del MUNDO INTERNO.
Seguirá representando para toda la vida la influencia de la época infantil igual al cuidado, la educación, dependencia con sus padres en función a:
A)Cualidades personales de sus padres
B)Tendencias y demandas del estado social
C)Disposiciones y tradiciones de la raza que proceden.

La separación del individuo de sus padres implica en el MUNDO EXTERIOR, poderío del presente. En el ELLO, las tendencias heredadas, el pasado orgánico. En el SUPERYO, pasado cultural.

Parte de las conquistas culturales tienen sedimiento en el ELLO, en el SUPERYO mucho de lo que trae consigo repercute en el ELLO.
MUNDO INTERNO según JOAN RIVIERE (relacionado con otras teorías)
MUNDO INTERNO : Un mundo de figuras formadas sobre el molde de las personas que primero amamos y odiamos en la vida, las que representan también aspectos de nosotros mismos.
La fantasías de contener dentro nuestro o otras personas, si bien profundamente inconsciente, existen.

Caracterizamos el mundo interno como una compleja ESTRUCTURA INTERACCIONAL INTRAPSÍQUICA que resulta de la inscripción y procesamiento en el sujeto de sucesivas experiencias vinculares. En esta dimensión interna, reconstrucción de las redes relacionales objetivas en las que el sujeto emerge y despliega su experiencia, se articulan el SELF y los OBJETOS INTERNOS con las características de una formación grupal.
Este grupo interno, configurado por distintos mecanismos de INTERIORIZACIÓN, tiene una historicidad que nace con la génesis del sujeto en el protovínculo y guarda huellas de sus formas más arcaicas.
El proceso de constitución de la subjetividad en el sostén y apoyo de una estructura interaccional, modelante e integradora, determinante ( vínculo-grupo ), opera desde el comienzo de la vida y se mantiene a lo largo de ella, redefiniéndose en sus formas.
Los distintos grupos de pertenencia del sujeto, en los que se desarrolla su experiencia cotidiana son, en tanto sistemas relacionales estables y normatizados, instituciones que operan como sostén del psiquismo, encuadre y escenario en el que se depositan y controlan las formas más primitivas e indiferenciadas de la personalidad, GESTADAS EN LA ORGANIZACIÓN GRUPAL ORIGINARIA.

GEROGE GERBERT MEAD se pregunta cómo es posible que el orden social esté presente en la interioridad de los sujetos, sin plantearse la cuestión del inconsciente, en psicología donde lo que vale más es lo observable, lo registrable, etc

FREUD: existencia del objeto introyectado. Una parte normal de la personalidad, y como institución mental del SUPERYO, basado en la persona del padre y representado en nuestra conciencia.

ALEXANDER: estigmatizaba virtualmente al objeto interno independiente, en el ser como algo mórbido. ( efectos curativos del análisis son debidos en partes a una reducción de la severidad del SUPERYÓ )

DOBLE RESISTENCIA:
a) incapacidad para comprenderlo.
b) rechazo emocional directo del mismo.
c) el rechazo emocional es una reacción aguda de una ansiedad muy aguda, los argumentos y las explicaciones los influyen poco.

Si es la ansiedad poco dominante, una manera de aliviarla consiste en obtener el control del fenómeno alarmante por el conocimiento y la comprensión .
El impulso a dominar los terrores de la superstición y así encontrar y hacer la vida y el mundo más seguros para nosotros mismos.
El punto de controversia, es que todos hemos tenido y todavía tenemos, en cierta forma, una relación emocional con personas que sentimos existente dentro nuestro.

Cuando esta proporción se encuentra con un intenso rechazo emocional existe claramente una asociación directa en la mente del que escucha esta idea con el peligro, como si cualquier cosa dentro de uno que no sea “uno mismo” puro y simple, fuera y debiera ser peligrosa, o patológica, incluso puede verse que reacciones menos agudas tienen similar cualidad, aun cuando los objetos internos no sean imaginados directamente peligrosos, sino vividos como desconocidos y por lo tanto alarmantes, este estado es similar al ver en un texto médico con dibujos de órganos internos y sentirse extremadamente rechazantes y en efecto alarmados a la vista de cosas que no sabíamos que estaban ahí.
Esta tendencia a temer lo desconocido desempeña su parte en nuestras dificultades para formar una idea consciente de los objetos internos que inconscientemente tienen tanta realidad para nosotros, en esta línea de sentimientos cualquier relación desconocida de este tipo con objetos internos debe ser mórbida y peligrosa.
Existe, sin embargo otra calidad de sentimientos en nosotros hacia esas figuras, sin aprensión o suspicacia sobre ellas, este otro ángulo estas figuras internas representan lo que más amamos, admiramos, y anhelamos poseer, constituyen las buenas propiedades y aspectos de nuestra vida y personalidades, el valor y el beneficio de estas figuras en nosotros es por lo común menos evidente conscientemente que sus aspectos malos, dado que en sus aspectos buenos no dan lugar a reacciones de miedo que se hagan notables.

¿CUÁL SERÍA LA FORMA ADECUADA PARA LA PUESTA DE LÍMITES?

Desde quién ejerce la función yoica: la adaptación activa a las necesidades del otro, la identificación acompañada con una discriminación que permita considerarlo como sujeto, que no lo cosifique. La tolerancia a la contradicción, a los aspectos “buenos” y “malos” de sí, del otro, de la relación. La aceptación de cierto monto de frustración y hostilidad circulando en el vínculo. La propia renuncia adulta a la ilusión de unidad, continuidad, indiferenciación.
La disponibilidad vincular apoya un proceso de personificación, y echa las bases de la constitución de una subjetividad no alienada en tanto hay un reconocimiento de sí en su necesidad, y la posibilidad de una posibilidad de una adaptación activa, génesis de lo que más tarde puede constituir una conciencia crítica, capaz del conocimiento objetivo, del descubrimiento, de una praxis desocultante y transformadora.

Según Ada Abraham si la madre aun en ese período de indiferenciación inicial ejerce su función yoica aceptando al bebé como separado de ella, si en su interacción puede devolver una imagen no excesivamente teñida de sí misma (proyectiva), le proporciona elementos para la construcción de un yo auténtico.
Si ese apoyo no se da puede surgir un FALSO SELF, que no accede al conocimiento de sus necesidades y es sólo reactivo ante los golpes del mundo.

El espejo materno puede ser ocultante o distorsionante del ser del bebé, de sus necesidades. Fallaría en ese caso la función de continencia y desciframiento, se obstaculizaría para el bebé el desciframiento de su acontecer, de sus vivencias

corporales. Aquí tendríamos ya una primera construcción de un modelo más o menos facilitador de la apropiación de la experiencia. Con mayor aprendizaje o con una primaria alineación del cuerpo y de la experiencia.

En síntesis, cuanto más abierta es la madre o sostén a la realidad del otro, mayor posibilidad de aprendizaje y reconocimiento de la realidad, y menos defensa ante el mundo por frustración. El sujeto que es desconocido en su necesidad-realidad, no sólo es alienado porque no puede apropiarse de su experiencia, no se objetiva esa necesidad en el vínculo, sino que por sufrimiento, por frustración está más defendido y evita conectarse consigo mismo por temor a tocar el dolor de una carencia esencial. Esto puede fijar y estereotipar al sujeto en la situación de disociación.
El marco referencial es el marco de ideas desde el cual nosotros nos movemos y operamos en la vida, es ver cómo los sujetos entendemos la realidad y cómo esto regula nuestras acciones, si hay un alto grado de ansiedades es difícil escucharse ya que están ligados a la autoestima, que están ligados a cómo se siente ese sujeto que está resolviendo esta determinada situación, tenemos un registro y recuerdo de la impotencia en su momento, sería de optar por cuestionar seriamente ese registro, muchas veces quedamos atados al pasado sin averiguar qué pasó!
Esta ansiedad que produce la ruptura de la cotidianidad ante la emergencia pone en marcha en el sujeto técnicas defensivas, una de ellas la NEGACIÓN , lo que se niega en lo más inmediato es el peligro mismo, en un segundo momento, producido el hecho, lo que se va a negar es el nivel de implicación propia con esa situación de crisis, y a partir de esa técnica defensiva de la negación se van a desarrollar conductas de proyección y desplazamiento y reforzadas por el pensamiento mágico, o la fantasía de control omnipotente de la situación “hago como que no pasa nada, trato de no pensar en eso, no hay que ponerse histérico”
Otro fenómeno posible y muy común ante una desestructuración tan intensa es el BLOQUEO AFECTIVO que consiste en un disociación total entre la información, entre el hecho real, y la resonancia emocional que esto produce (negación y desplazamiento) para no conectarse con lo que pasa afuera, pero sobre todo con lo que le pasa a sí mismo, o sea refugiarse en el trabajo, en las cotidianidad de las cosas, y no darle la importancia debida.
Las técnicas anteriormente dichas se las denomina patoplástica o instrumental, son utilizadas como intentos de salidas de una situación que resulta insoportable, y por lo tanto confusional. ¿y porqué se produce la confusión? Por lo nuevo, por lo desconocido, por lo inédito, por lo vertiginoso, lo masivo de esta situación que exige del sujeto, como decíamos antes, una adaptación, una desestructuración y una nueva estructuración de sus marcos de referencia previos en forma casi inmediata.
Esta situación confusional perturba, de hecho, la posibilidad de discriminar lo bueno de lo malo, lo interno de lo externo y ante la multiplicidad de estímulos desestructurantes, aparece otra dimensión mayor, con mayor riesgo surge el PANICO, como la combinatoria de miedos, dificultad de discriminación, alarma y perplejidad, quedando el sujeto ante la pérdida total de referentes previos, debido al repentino incremento elevado de las ansiedades. En las situaciones de emergencia social, la desorganización y el pánico son los enemigos internos, conducen a estallidos incontrolables y autodestructivos.
La disociación del YO, del objeto, del vínculo, la negación del peligro, de la pérdida, del perseguidor, la proyección del peligro o de la ansiedad en otros, las fantasías de control omnipotente, el estado confusional, ¿son necesariamente patológico? Porque uno podría pensar así descripto, sin embargo no es así, determina el nivel de estereotipia, de rigidización de estas técnicas, sólo si impiden la lectura de la realidad.
Podemos decir que implican una patología sólo si plantean UNA RUPTURA ENTRE EL MUNDO INTERNO Y LA REALIDAD, UNA RUPTURA ENTRE LA DIALÉCTICA ENTRE MUNDO INTERNO Y MUNDO EXTERNO.
El ordenamiento de la realidad, de la recuperación funcional de la interjuego sujeto-contexto porque por su propia estructura orgánica, corporal, el hombre sólo puede satisfacer sus necesidades vitales en relaciones cuya necesidad precede a su deseo.
E l organismo, por definición, es un organismo en situación, la necesidad emergente del proceso vital de intercambio de materia con el medio, se constituye como una tensión interna, displacentera, de carencia , esto promueve , en la búsqueda del equilibrio, un juego complejo de operaciones, que comprometen modificaciones internas, fisiológicas, somáticas y acciones sobre el mundo externo, sobre el que se vuelca y al que recorre, en la búsqueda de la fuente de la gratificación, todo el proceso de comportamiento implica aprendizaje, modificación interna y externa, dialéctica.
Desde el registro de la tensión de necesidad en adelante, ese sujeto está en permanente proceso de modificación interna y externa.
Otra modalidad que sería la representación del objeto, la evocación alucinatoria del objeto, al reaparecer la tensión de necesidad, esa dimensión intrasujeto, escenario interior, en ese proceso gradual , que tiene su génesis en la sensación, se va a constituir lo que el psicoanálisis llamará primeramente IMAGO y más tarde OBJETO ( interno ) , implica todos los elementos somáticos y emocionales en relación a la persona o a la parte de la persona evocada, o también recrea o es la inscripción en el mundo interno del objeto y del vínculo con el objeto.
Es un proceso gradual se va dando un pasaje de la sensación de registros corporales, de un reconocimiento del objeto, lo que marca un salto a la calidad en el vínculo a una posibilidad de recreación del objeto, de reconstrucción en el mundo interno de la realidad externa, y del destino de la necesidad en esa realidad externa

A partir de la práctica, de la experiencia, surge la actividad interna como imagen, representación, parcial o general, y se configura más tarde el CONCEPTO, pero a su vez esa actividad interna y sus productos transforman la acción, la experiencia del sujeto en el medio.

A partir de la experiencia de satisfacción su necesidad queda señalada por la experiencia, su actividad sensorio-motriz ya no es puro reflejo. Comienza a surgir una INTENCIONALIDAD, una DIRECCIONALIDAD: la recuperación de esa experiencia, la búsqueda de esa gratificación, que más tarde se irá complejizando como búsqueda de un objeto, de ese objeto hay representaciones parciales, rudimentarias imágenes, y luego-siempre en proceso- podrá ser buscado desde la representación y a través de la palabra.

El concepto reconstruye al objeto en su complejidad, el concepto da cuenta de los elementos y relaciones que constituyen ese objeto, sus distintos aspectos, sus interrelaciones, sus cualidades o determinaciones, por ejemplo el concepto de grupo da cuenta, reconstruye idealmente, en el pensamiento, una estructura objetiva en la que se articulan elementos diferentes, por ejemplo: individuos y sus relaciones, el concepto explícita qué es lo que determina la existencia de esa estructura: la mutua representación interna, la necesidad, objetivo, tarea común, el juego de roles, el juego de mundo interno y mundo externo. Esa complejidad sólo es expresada en el concepto, y no en la palabra y la representación. De allí que se entienda que el conocimiento es camino de progresiva profundización.

El sujeto inicia la actividad práctica, la acción direccional sobre el mundo a partir de la necesidad, en ella reside el impulso motor por el cual sel sujeto explora lo real, aquello que se le presenta, se le expone y se le opone
Todo organismo es “organismo-en-un-medio”, esa es la unidad de análisis, ya que el organismo es un sistema abierto, en un intrecambio permanente de materia con ese medio. La dinámica interna de ese organismo, la transformación de la materia en su interior y el intercambio de materia con el medio provocan una desestabilización, una desestructuración o desequilibrio que amenaza la unidad del organismo. Esa desestabilización, desequilibrio o transformación es registrada como necesidad. Ese hecho y su registro, la necesidad, promueve no sólo un movimiento interno sino una nueva forma de intercambio, de acción sobre el medio o situación, buscando una nueva estructuración, un nuevo equilibrio. Logrado éste, se registra como satisfacción.

Vemos aquí en juego varios pares contradictorios: sujeto-contexto (u organismo-medio), equilibrio-desequilibrio o equilibrio previo-nuevo equilibrio, necesidad-satisfacción.

Si tenemos en cuenta que el aprender se da desde el apremiante impulso de una necesidad vital y que EL APRENDER SIGNIFICA RECONSTRUIR EN UNA ACTIVIDAD INTERNA EL OBJETO EXTERNO, que se opone, que puede estar presente o ausente, ser gratificante o frustrante, quizás podamos comprender por qué hay una identificación entre aprender-aprehender-apropiarse del objeto de la necesidad.

Cuestionar cómo pensamos, cómo conocemos, convertir en problemático lo supuestamente obvio, toca la identidad, la moviliza, y desde allí nos confunde. Como diría ROGERS, es un tipo de investigación que amenaza al SI MISMO. ¿qué quiere decir con esto? Que todo objeto de conocimiento, toda información que implique un cambio en la percepción de sí o en la organización de sí, tiende a ser rechazado.
Analizar los procesos de pensamiento, de conocimiento, analizarnos a nosostros aprendiendo, moviliza grandes magnitudes de afecto, en primera instancia podríamos decir que impacta al narcisismo y a los vestigios infantiles de un pensamiento omnipotente al enfrentarnos con carencias o límites.
Al plantear que en la relación entre el sujeto (nosotros) y el objeto (el otro, el mundo) hay contradicciones, se ataca la fantasía omnipotente de ser-uno-con el objeto. Huella ésta de una relación primaria, mítica y omnipotente con la madre, nos enfrenta con las vicisitudes del proceso de aprehensión del objeto, moviliza lo que BION llama el odio al aprendizaje por la experiencia, ODIO QUE EMERGE DE LA Frustración.

IMAGO: prototipo inconsciente de personajes que oriente electivamente la forma en que el sujeto aprehende a los demás; se elabora a partir de las primeras relaciones intersubjetivas reales y fantaseadas con el ambiente familiar.
El concepto de imago lo debemos a JUNG ( metamorfosis y símbolos de la líbido ) 1911, que describe la imago materna, paterna , fraterna.
La imago y el complejo son conceptos afines, ambos guardan relación con el mismo campo: las relaciones del niño con su ambiente familiar y social, pero el complejo designa el efecto que ejerce sobre el sujeto el conjunto de la situación interpersonal, mientras que la imago designa la pervivencia imaginaria de alguno de los participantes en aquella situación.
CON FRECUENCIA SE DEFINE LA IMAGO COMO UNA “REPRESENTACIÓN INCONSCIENTE”; pero es necesario ver en ella, más que una imagen, un esquema imaginario adquirido, un clisé estático a través del cual el sujeto se enfrenta a otro. Por consiguiente, la imago puede objetivarse tanto en sentimientos y conductas como en imágenes. Añadamos que no debe entenderse como un reflejo de lo real, ni siquiera más o menos deformado; es por ello que LA IMAGO DE UN PADRE TERRIBLE MUY BIEN CORRESPONDE A UN PADRE REAL DÉBIL.
En 1906, el escritor suizo CARL SPITTELER (1845-1924) publicó su novela IMAGO, que obtuvo un éxito considerable en el seno de la comunidad psicoanalítica naciente, influido a la vez por el nietzscheaismo y el espiritualismo posromántico, el autor narraba la historia de un poeta (VÍCTOR ) que se inventaba una mujer imaginaria (IMAGO), conforme a sus deseos, a fin de hacerle ocupar en sus fantasmas y ensoñaciones el lugar de la burguesa muy real y muy conformista a la que él amaba con un amor desdichado.

En 1938, JACQUES LACAN asoció “ imago “ con “complejo”, el complejo comprende la estructura de una institución familiar, tomada entre la dimensión cultural que la determina y los vínculos imaginarios que la organizan. De tal modo, una jerarquía de tres niveles da forma al modelo de una interpretación del desarrollo individual, en ella se encuentran el complejo del destete, el complejo de intrusión y el complejo de EDIPO, es decir, tres posiciones en el sentido KLEINIANO, esta estructura complejo-imago prefigura lo que llegará a ser la tópica de lo real, lo imaginario y lo simbólico.

CONFIGURACIONES VINCULARES: esos primeros “otros”, afuera, marcan sin duda la originaria configuración en la experiencia vincular intersubjetiva.
En la adultez, esa organización sigue en la fuente vital de nuestros mitos individuales, pero el hecho mismo de percatamos de las diferencias entre el pasado y el presente, constituye la conciencia de nuestra propia historia y de nuestra inserción en esa primitiva configuración institucional.
El concepto de configuración, nace a semejanza del de estructura, y está ligado a diferentes posiciones filosóficas y científicas .
WHILELM WUNDT, psicólogo y médico alemán (1832-1920) se considera el creador de la psicología experimental, siendo sus métodos introspectivo y psicofísico. El crea alrededor de 1879 el Estructuralismo, que llegó a ser la escuela dominante de psicología en Alemania y EE.UU. entre 1890 y 1920, dirigida por él mismo y TICHENER.

Esta escuela basó su enfoque en el análisis introspectivo de los componentes estructurales o morfológicos de la mente para descubrir la naturaleza de las experiencias conscientes elementales como las sensaciones, las imágenes, los estados afectivos o emocionales y luego descubrir sus relaciones mutuas: su objeto de estudio eran las asociaciones entre las sensaciones y las percepciones, entre las ideas simples y las complejas.

En tales asociaciones las sensaciones vienen a constituir los elementos simples, a partir de los cuales se forman los demás, se considera por eso a las sensaciones, anteriores en el proceso perceptual.
Desde su concepción, habrá de aportar otros contenidos al concepto de configuración del vínculo entre la persona que percibe y el objeto percibido.


El punto central de su teoría es que “ no hay conciencia vacía “, El habla de la intencionalidad de la conciencia, o sea, de un objeto.Todo objeto percibido, dice, tiene “una existencia intencional”, es decir, que se produce un VINCULO YOICO con un OBJETO REAL.
Podríamos decir que toda configuración vincular, como objeto de percepción tiene una “existencia intencional donde queda implicado el que percibe” o los que perciben, tan sólo en el nivel de conciencia
.


Martín Stortoni - Op.Psicólogo Social

Concepto de Historia e Historicidad - Sujeto / Mundo

Construir un marco teórico relacionado con Historia e Historicidad, nos introduce a "pensarnos en situación de observador". La observación nos permite enfocar el objeto de estudio en un encuadre que especifique aquello que debemos especificar. Las personas poseen su mundo interno constituido e instituido por sus matrices de aprendizaje. Aquello que es aprendido y aprehendido en función al tiempo. Relacionando matrices de aprendizaje con identidad del sujeto, puesto que en función al contexto y su ámbito cultural, determinará ese aprendizaje. Aparecerán prejuicios, mandatos, emociones, que forman y conforman a la identidad del sujeto en su mundo interno y que estará relacionado con su mundo externo mediante la extensión del propio sujeto en objeto. El objeto pertenece al mundo externo, aquello que el sujeto proyecta al "afuera" y lo deposita en un "otro", que por relación se podrá transformar en mutua representación interna o bien en comunicación simplista que solamente permita establecerse con el otro en funciones y roles.
Para ello es necesario re - construir su identidad y en consecuencia, observar el desarrollo del sujeto en el tiempo. Es re - construir su HISTORIA.

Pero además, todo sujeto, posee VALORES, que los identifica y se identifica con la ética y la moral, valores humanos constituidos desde el adentro y desde el afuera de su relación con su mundo interno, mundo externo. Reconocer estos valores es INTERVENIR en su historia, en este proceso aparece la necesidad de establecer análisis descriptivos e interpretativos, para un reconocer valores que perduran o no en el tiempo y que a la vez, actúan como modificadores de su realidad interna, conformando su HISTORICIDAD. Su identidad.

Martín Stortoni
Op. Psicólogo Social
Metamorfosis de fin de siglo: Crisis, Cambio y Complejidad.
Conociendo el conocimiento del conocimiento.

Dra. Denise Najmanovich


Vivimos en una época de crisis, cambio y complejidad.
Cuando planteamos el término crisis nos referimos a antiguos pensamientos que han sido cuestionados durante un periodo de angustia y confusión. Todo aquello que se creía de una manera, cambio, produciendo un quiebre en la concepción del mundo, dando lugar a la creación de nuevos paradigmas.
Comenzaron debates y cuestionamientos dentro de diferentes disciplinas, como ser psicología, filosofía, medicina y antropología; también los fuertes cambios que se produjeron en el lenguaje fueron parte de esta crisis.
El cambio se refiere a que una estructura que estaba consolidada, se fue desvaneciendo, produciendo transformaciones en el modo de vida de los sujetos, como su trabajo, su forma de relacionarse, sus teorías, sus valores etc.
El termino complejidad alude a la dicotomía sujeto/objeto, en la cual se encuentra al sujeto relacionado con su comunidad. Cada comunidad tiene su propio sistema de creencias, como por ejemplo lo que para nosotros es natural, como medir en cm3, para otras sociedades no existe, o no tienen las mismas unidades de medida.
Cuando una comunidad comprende que el termino, por ejemplo, botella se refiere al objeto, se objetiviza y se hace natural estabilizándose en una comunidad, llegando a un consenso, y una significación compartida. Una vez que los términos son naturales para todos, se estandarizan.

Esto se puede relacionar con las temáticas: vínculo, contexto, cultura, aprendizaje y comunicación.
Lógicamente para que se desarrollen estos procesos debe haber comunicación, esta se debe dar en la comunidad que atravesara estos cambios. Existirá un vínculo por el cual las personas mantendrán una relación y así a través de la comunicación podrán ir adaptando y conociendo diferentes conceptos.
La cultura formara parte de cada una de las comunidades, es por eso que se daba de ejemplo el termino “botella”, y como cada sociedad podía tener diferentes significados para la misma. En el caso del aprendizaje este será empleado para poder incorporar cada uno de los conceptos, las personas de cada comunidad emplearan el aprendizaje, para así poder adaptarse a la sociedad en la que viven.
Y por ultimo debe existir contexto, para que de esta manera las personas y sus comunidades puedan adaptarse al contexto en el que viven.

Alumnos: Alava-Destéfano-Lucio

sábado, 6 de septiembre de 2008

Grupos y Equipos


Grupos: la presencia de los otros
Qué es un grupo
Un grupo son dos o más personas que comparten expectativas, ideas, valores, normas y cultura, y que se presentan como tal frente a las demás personas. Entre ellos se producen intercambios de diversa índole, diálogos que van construyendo una historia compartida. Los grupos buscan reunirse porque hay algo que los une: algo que es propio del grupo y que ninguno puede obtener o hacer por separado (logros, realizaciones, seguridad, bienestar). El grupo va configurando así una ideología, una visión del mundo, que sirve tanto para pensar las cuestiones que pasan dentro como fuera del grupo.
Si las analizamos, veremos que lo que se comparte y la configuración grupal pueden cambiar con el tiempo: pueden variar el tamaño, los afectos, las normas y hasta las expectativas. Puede cambiar la gente que integra el grupo, lo que hace variar el sentimiento de pertenencia -en algunos será más fuerte que en otros-. Las cosmovisiones que expresan no son estáticas…Esto nos indica que los grupos, además de ser un “producto” de la vida en sociedad, son un “proceso” social dinámico. Si sólo los analizamos como un hecho puntual -como producto- nos estamos quedando con una fotografía estática que no da cuenta de la vitalidad grupal y de las transformaciones permanentes.
Los grupos son uniones dinámicas de personas, por eso avanzan, retroceden y pueden desaparecer. Lo que es importante es que un grupo es un “capital” para quienes lo integran, porque la identidad y la pertenencia los hace ser un “sujeto social” distinto del resto, los posiciona frente a los demás como una sola “persona”. También es una parte del “capital social” de la comunidad en la que se inserta.
Desde el enfoque de sistemas, el grupo tiene la característica de autorregularse: toma del ambiente los recursos para mantenerse unido, se adapta a las circunstancias, realiza funciones y expresa un “resultado”: un aporte a la comunidad distinto del que dan sus integrantes por separado.
Finalmente...
Los grupos son un mecanismo de socialización y, por eso, su formación enriquece al tejido social: los sujetos individuales conforman a los grupos y los grupos conforman a los individuos. El primer grupo, la comunidad de origen -donde se entrelazan el niño, la función madre y la función padre en una unidad que llamamos familia- construye al sujeto en su primer “llamado” a la vida: le otorga un nombre, una identidad, a través del afecto y la imposición de límites. Pero al sujeto lo espera “un lugar en el mundo”, por eso luego participará de una comunidad de objetivos -grupos, organizaciones, sociedad- como una persona libre, capaz de asumir responsabilidades pero también capaz de interpelar la ley y la conformación de esa comunidad
.
Las personas, a través de los grupos, aprenden cosas nuevas, se acostumbran a dar y recibir opiniones, asumen papeles que nunca antes tuvieron, se apoyan en los otros para nuevos aprendizajes, mejoran la forma de comunicarse, sienten más seguridad. Así aumenta la identidad individual y grupal, pilares de la identidad social, aquella que necesitamos para una identidad territorial, regional y nacional, y para la defensa de la democracia y de la organización estatal que sentimos como propia si formamos parte activa del tejido social que la sustenta.
Cuando los individuos participan de organizaciones largamente construidas y creen en ellas, éstas se fortalecen en su capacidad de gestión, pasan a ser “instituciones”. El Estado que queremos comienza en estos pequeños grupos...
Las mujeres que se reúnen en grupos que no son sólo la familia, comienzan a aportarle al Estado aquello de lo que hoy quizás solamente disfruten sus hijos: el potencial que guarda se vuelve capital social.
Qué es un equipo
Cuando un grupo expresa sus expectativas como un programa concreto de trabajo, es decir, cuando sus expectativas -esperanzas, deseos, ilusiones- se convierten en objetivos a cumplir, ese grupo se ha transformado en un equipo.
Como ese objetivo a cumplir necesita de una mayor organización interna para que todas las acciones se complementen y armonicen, el primer efecto de la definición de objetivos es la asignación de roles y funciones. Por esta razón, vamos a decir que lo que distingue a un equipo es:
-la expresión de un fin determinado.
-la asignación de roles y funciones en virtud de ello.
Dentro de un grupo puede formarse un equipo, y viceversa, en algún momento, muchos grupos pueden formar un solo equipo de trabajo. En general, hablaremos de equipos en casos de conjuntos de personas pocos numerosos (dos a veinte personas) ya que en los grupos más numerosos se habla de “organizaciones” y se definen, dentro de ellas, los diferentes equipos estables o temporarios -que se reúnen para la realización de un proyecto-. Sin perjuicio de lo anterior, existen equipos con cierta autonomía que interactúan con distintas organizaciones: equipos consultores, equipos técnicos, políticos, etc.: hablamos del “equipo del doctor Favaloro”, el “equipo de rescate”… (Debemos tener en cuenta que las personas “entran” y “salen” constantemente de grupos, equipos y organizaciones, lo que constituye el fundamento del dinamismo social.)
A la hora de trabajar por una fiesta del día del niño o una campaña de vacunación, a la hora de los proyectos y los programas, hablaremos de equipos de trabajo. En esta circunstancia, las habilidades sociogerenciales -comunicación, conducción de grupos, análisis de problemas y toma de decisiones, negociación- serán fundamentales. Los equipos deben “gerenciarse”: la gerencia hace referencia a la capacidad de ”hacer hacer” o “hacer que otros hagan” , esto es, conducir las conductas de las personas hacia el logro de un resultado determinado. La razón de ser de los equipos es la meta o fin que se propusieron, el proyecto que deben cristalizar.
Qué es una organización
Cuando un conjunto de personas tiene necesidades en común y define objetivos a alcanzar, y éstos los expresa como norma conocida por todos los miembros y por la sociedad, y dentro de esa norma se institucionalizan roles, estamos ante una organización social.
La organización, cuando alcanza niveles formales
expresa sus objetivos y normas de agrupación, convivencia y gobierno en un “estatuto”, esto es, una regla formal que presenta frente a la sociedad y al Estado para que éstos la reconozcan.
Su ordenamiento interno se suele representar a través de un organigrama. El organigrama puede expresar los roles de gobierno (presidente, secretario, tesorero de un Consejo de Administración de una cooperativa). Los procedimientos para la obtención de resultados se representan a través del flujograma de operaciones, cada vez más difundido cuando se trata de aumentar la eficacia, la eficiencia y la calidad del proceso y del producto.
Sin embargo, podemos encontrarnos con organizaciones que se “alejan” de estas definiciones: las que, sin reconocimiento formal, cuentan con reglas internas tan sólidas que les permiten obtener objetivos sin que medie este reconocimiento. En algunos casos, llegan a constituirse movimientos de masas de enorme relevancia social, capaces de cambiar el rumbo de la historia. Esta situación, se ha dado en la Argentina y, como en otros países, se generaron controversias entre quienes quieren definir y evaluar su alcance: algunos dicen que la gente se comporta como en un “rebaño”, está masificada, otros creen que es el pueblo organizado, en la plenitud de su madurez, el que logra conformar movimientos. Para nosotros, la importancia de los movimientos y organizaciones populares radica en su capacidad de “construir sujetos” a partir de personas que previamente no podían expresar su voluntad ni ejercer su libertad.
[1] En los núcleos familiares y en las instituciones educativas se construye el aparato psíquico del sujeto. El sujeto, a su vez, es el que crea y recrea las instituciones. Las instituciones son formadoras de sujetos... Los sujetos son formadores de instituciones... ¿Cómo opera esta interdeterminación? Los sujetos interactúan en redes sociales: “El hombre sólo existe en la sociedad y por la sociedad... ” (CASTORIADIS, 1981). La sociedad no es la sumatoria de los sujetos individuales que la componen, es un sujeto complejo con sus propias reglas de juego. En ella, los hombres se relacionan, y sus relaciones están atravesadas por el juego del poder. A partir de este juego, se generan normas, valores, saberes, lenguajes, tecnologías, métodos, instituciones que configuran a las personas a través de la transmisión de este capital social.
Al proclamar la neutralidad de las instituciones sociales se intenta crear sujetos admiradores de lo instituido, convencidos de que no existe otra forma de pensar y conocer: “Si el poder no tuviese por función más que reprimir...si no ejerciese más que en una forma negativa, sería muy frágil. Si es fuerte, es debido a que produce efectos positivos a nivel del deseo... y también al nivel del saber. El poder, lejos de estorbar al saber, lo produce.” (FOUCAULT, 1992)

La formalidad e informalidad de grupos, organizaciones y liderazgos no las tomaremos como categorías opuestas, separadas, sino como momentos de un mismo proceso. La informalidad deviene, generalmente, en formalidad, lo que no significa que se sigan dando ordenamientos, conducciones y comunicaciones de tipo informal.

Claudia Bernazza

Intituciones, lo Instituido y lo instituyente



Instituciones: lo instituido y lo instituyente
Cuando una organización cuenta con un reconocimiento histórico de larga data y todos los miembros de la comunidad la aceptan como valiosa para el funcionamiento de ésta, estamos frente a una institución. Son ejemplo de instituciones la familia, la democracia y las organizaciones de gobierno, la escuela. Pero debe decirse que el término se ha generalizado y muchas organizaciones se presentan a sí mismas o son nombradas como instituciones. Es una manera de reconocer su valor “instituido”, aquello que, siendo de la organización, ya no es un valor sólo para la organización sino también para el conjunto social.
Las instituciones contienen en su seno fortalezas y debilidades que son fruto de su capital “instituido” y su capital “instituyente”. Las instituciones sociales -desde el campo de “lo instituido”- quieren contener al sujeto en un campo limitado de saberes y certezas, del que no siempre quieren que salga. La institución, nacida de la creatividad y la libertad del hombre, muchas veces niega esta creatividad y esta libertad... Pero el hombre es capaz de cuestionar, de crear, instituyendo aquello que no responde a ningún determinismo, generando un proyecto nuevo. El hombre interpela, milita y hace nacer... genera “lo instituyente"
Esta actitud atemoriza a los defensores del orden establecido. Esta actitud es pura presencia de lo otro, pura alteridad. Demostración de que los hombres son libres y por lo tanto todo puede cambiar, constatación de que el orden social instituido es un fenómeno de la historia, y que, por lo tanto, puede ser otro.
Los hombres de lo instituido trabajarán, entonces, tratando de suturar los intersticios. Cuando se vean perdidos, para detener la avalancha creadora, como estrategia, arrebatarán la memoria social, ya que para que el hombre sea capaz de una actividad de interpelación debe recorrer todos los pliegues de la memoria colectiva, debe conocer los más honrosos y los más vergonzosos hechos producidos por su grupo social, debe asirlos, sopesarlos, leerlos, resignificarlos. Sin memoria no hay anclaje social. Sin anclaje social no hay sujeto. Sin sujeto no hay interpelación. Sin interpelación hay congelamiento de las formas instituidas.
Claudia Bernazza

Observación


La observación la realizo el día martes 10 de Abril del 2007, en la Escuela de fútbol “Medio Campo”, que esta ubicada en la Avda. Corrientes al 3800 entre las calles Salguero y Bulnes, en el barrio de Almagro, Capital Federal.

Dicho establecimiento consta de: 3 canchas de fútbol 5, 1 cancha de paddle, 1 bar y 1 salón de fiestas.

Se observa un entrenamiento de fútbol de 14 adolescentes varones entre los 13 y 14 años – categorías 94 y 93

Entrenador : Mario

Horario del entrenamiento: de 19 a 20 hs.

Horario de observación: de l8:50 hs. Hasta 20:05 hs. – total tiempo observado 1 hora 15 minutos.

Ingreso a la Escuela y me instalo en el pasillo que divide la cancha Nº 1 de fútbol de la cancha de paddle, y a la vez es el lugar de tránsito para llegar a las otras. Me ubico en la mitad de la misma, atrás del alambrado que divide a ésta del pasillo. Estoy rodeada de chicos y adultos que transitan por este lugar, algunos miran el final del entrenamiento anterior.
Otros miran a una mujer y a un hombre que están jugando al paddle.
Comienzan a ingresar más chicos, vienen de a dos, de a tres o solos. Se saludan con un, hola bolu…, o con apretones de manos y besos y palmadas en la espaldas. Tienen puestas diferentes camisetas que representan a distintos clubes, Boca, River, San Lorenzo, Alemania, Argentina e Independiente.
Se quedan en el pasillo a mi derecha y otros van a mi izquierda, hablan entre sí y miran como finaliza el entrenamiento anterior. Una vez finalizado éste y los chicos abandonan la cancha, comienzan a entrar corriendo de a dos, de a tres y a los empujones, van directo a Mario y lo saludan, luego van al arco que esta a mi derecha y agarran una pelota cada uno y empiezan hacer jueguitos con la pelota. No hablan están pateando la pelota contra la pared o haciendo juegos solos.
Mario da un “pitazo” y todos se reúnen en el medio de la cancha, van con su pelota, hablando y riéndose, se sientan en el piso en forma de ronda, el único que queda parado es Mario. Los saluda nuevamente, les preguntan como pasaron Pascuas, ellos contestan que bien y les pregunta que partido vieron el domingo.
Mario: ojo que River va quinto……
- no, no podes…
Mario: vos no te rías, cualquiera es hincha de Boca.
- no podes bolu…
- qué hablas bolu..?
Mario: llámense por su nombre…..
- bue bolu…..
Mario: No digan más boludo que ese es mi segundo nombre, entonces cada vez que lo dicen me doy vuelta, me entienden,………decís una vez más bolu… y te hecho. Buenos vamos a calentar y estirar músculos, corran de arco a arco llevando la pelota.
No vallan todos juntos, circulen en ronda. Dije toda la cancha Tomás.
Alejandro más velocidad, vamos.
Qué pasó? comieron muchos huevos de pascuas, les cayó pesado el chocolate?
Gastón no podes tener sed ….
Corran, vamos.
Dos vueltas más y paran.
No se golpeen con la pelota.
Matías corre por favor. Vamos, vamos……
Vamos que se termina.
Ahora hacer jueguitos con la pelota con los dos pies.
(Los chicos no hablan, solo corren y juegan con la pelota)
Matías con los dos pies dije.
Maxi que pasa? …Están cansados, muchos días de joda, no?
Maxi te quiero despierto, el jueves me traes las notas de las pruebas, si te bochan no jugas el sábado en el torneo.
Ojo esto es para todos si no estudian no juegan el torneo……….Me escucharon?
Vamos a pasar la pelota al compañero par que cabecee con la frente, acomoden la pelota y pateen al arco.
Muy bien, vamos otro, vamos otro, muy bien, vamos otros, Rodrigo otra vez, vamos muy bien ………
Bueno paramos Rodrigo trae las camisetas las verdes y las celestes.
Todos al centro.
Rodrigo viene con una bolsa y se la da a Mario.
Mario: Gastón camiseta verde, Maxi celeste, Matías verde, Gonzalo celeste, Leandro verde…………
(No escucho los demás nombres, divide a los chicos en dos equipos de 5 y un suplente para cada equipo)
También elige a los arqueros para iniciar el juego.
Se acomodan en la cancha para jugar cada uno en la posición que les indica Mario.
Comienzan a correr y hacer pases entre ellos.
Mario corre con ellos mirando como juegan.
Gastón mete un gol para el equipo verde.
- Bien petiso, le gritan y lo aplauden.
Son precisos en los pases, saben donde están ubicados sus compañeros en la cancha.
Se escuchan gritos entre ellos de bien, vamos, risas y aplausos por intento de hacer gol.
Un chico de camiseta verde erró un gol, los demás aplauden y dicen vamos!!!
Mario: buen intento, vamos….
Mario: Gonzalo mira a tu compañero…, levanta la cabeza y mira dónde esta tu
Compañero.
Mario: más velocidad, vamos. Cambio sale Ezequiel entra Leandro (equipo verde).
Maxi sale, entra Ignacio (equipo celeste). Cambio de lado, juegan el segundo
tiempo, los arqueros siguen?
Veo que le hacen seña de seguir en el arco.
Los chicos que salen van a tomar agua al costado del arco que esta a mi derecha, donde estaban ubicados los dos chicos que no jugaron el primer tiempo.
Mario no deja de correr, sigue el juego todo el tiempo, hace comentarios y corrige jugadas.
Gastón hace otro gol, equipo verde.
Los chicos lo abrazan… (no escucho lo que dicen)
Un chico del otro equipo le dice a su arquero que se despierte, estás dormido bolu..?
Siguen jugando, Ignacio hace un gol para el equipo celeste.
Todos corren y lo abrazan, uno aplaude y dice vamos que podemos bolu….
Mario: que te dije con el bolu…..
Siguen corriendo por toda la cancha, muchos pases,
Un chico hace un gol para el equipo celeste. Es el mismo que aplaudía, lo felicitan, y le gritan bien Rodrigo!!!!
- Viste que se puede!!!! Vamos, vamos que ganamos!!!!!
- Tomás es tuya, hace el gol……
- No a mí ……..
- Te dije a mí bolu…..
Mario toca el silbato y se termina el partido.
Mario: Bien chicos un partidazo, bueno muy bien, todos al centro, dejen las camisetas, miren a River en la Libertadores, y nos vemos el jueves.
Están todos parados en el centro de la cancha y se saludan poniendo y golpeando todos las manos juntas en el centro.
Se van de a dos, o de a tres, algunos buscan botellas de agua al costado del arco que esta a mi derecha. Otros salen y van al bar. Se ríen, se empujan, se tiran agua en la cabeza, cuatro chicos salen a la vereda.
El único que está en la cancha es el entrenador, recoge las pelotas en una bolsa, se la pone sobre el hombro y se va. Queda poca gente en las instalaciones y otros caminan hacía la salida. Se apaga la luz de la cancha.

SINTESIS DESCRIPTIVA DE LA OBSERVACION
La observación se realizó en la Escuela de fútbol “Medio Campo”, ubicada en la Avda. Corrientes al 3800, entre las calles Salguero y Bulnes, del barrio de Almagro en Capital Federal.
Dicho establecimiento consta de 3 canchas de Fútbol 5, 1 cancha de Paddle, 1 Bar y 1 Salón para fiestas.
Se observó un entrenamiento de fútbol, el día martes 10 de Abril del 2007, de 14 adolescentes varones, categoría 93 y 94.
En el horario de 19 a 20 horas. El entrenador se llama Mario.
La observación se realizó desde las 18,50 hs. Hasta las 20,05 hs. Duración de la misma 1 hora y 15 minutos.
Ingreso a la Escuela y me instalo en el pasillo que divide la cancha Nº 1 de fútbol de la cancha de paddle, y a la vez es el lugar de tránsito para llegar a las otras. Me ubico en la mitad de la misma, atrás del alambrado que divide a ésta del pasillo. Estoy rodeada de chicos y adultos que transitan por este lugar, algunos miran el final del entrenamiento anterior.
Otros miran a una mujer y a un hombre que están jugando al paddle.
Comienzan a ingresar más chicos, vienen de a dos, de a tres o solos. Se saludan. Tienen puestas diferentes camisetas: Boca, River, San Lorenzo, Alemania, Argentina e Independiente.
Se quedan en el pasillo a mi derecha y otros van a mi izquierda, hablan entre sí.
Al llamado del entrenador Mario, ingresan a la cancha y agarran una pelota cada uno y se ponen a jugar solos. Luego los llama a reunirse en el centro de la cancha, los saluda y comienzan hablar de cómo pasaron las Pascuas y que partidos vieron el domingo pasado. Hay risas y bromas que se hacen entre ellos.
Finaliza la charla y comienza el entrenamiento deportivo, calientan y estiran músculos.
Corren por toda la cancha. Hacen tiros al arco, cabecean con la frente.
A los 15 minutos finaliza el precalentamiento, los divide en dos equipos, celeste y verde. Les dice que si no estudian no pueden jugar.
Empieza el juego, son precisos en los pases. Hacen 4 goles.
Se saludan entre sí para festejarlos.
Mario los sigue corriendo todo el tiempo, corrige y realza las jugadas. Expresa palabras de animo. Les habla sobre la forma de tratarse.
Termina el partido y todos se reúnen otra vez en el centro de la cancha, les dice que jugaron bien, que miren el partido de River en la Libertadores. Que dejen las camisetas y hasta el jueves.
Los chicos se van de 2 o 3, toman agua, se retiran hablando y gritando., algunos al Bar y otros salen a la vereda.
Mario termina de recoger las camisetas y las pelotas y apaga la luz de la cancha.

Mónica Riuz
Op. Psicóloga Social

domingo, 31 de agosto de 2008

Grupos de Pertenencia. La Universidad desde una mirada compleja.

La necesidad hoy la encontramos en la mirada totalizante de los grupos de pertenencia. Las tribus urbanas cumplen un rol en el contexto de las organizaciones. El contexto es texto, en los distintos ámbitos en los cuales se desarrolla un sujeto. Un sujeto que como ser de necesidades, que intenta pertenecer a los grupos a través de la identificación. Un sujeto que proyecta en el objeto, en su mundo externo, sus actitudes, que devendrán en conductas. Y así cada objeto depositario del cada uno, construye la identidad de los grupos, donde se juega un asumir y adjudicar roles, los cuales se pondrán de manifiesto en la misma horizontalidad grupal.
El pertenecer a esos grupos no es tarea fácil. Los propios integrantes ponen sus reglas y restricciones, las cuales en algunos casos, es poner en riesgo su propia vida. La violencia se instala en los pre – adolescentes, adolescentes y jóvenes como un desafío al ser poderoso ante el otro. Y el juego que no lo es tanto, no tiene límites. Ejemplos, lamentablemente nos sobran. Los chicos en el entubado, los videos de youtube, el chico del tren …
Emergentes que, como punto de partida nos remonta a Carmen de Patagones, el recordado maestro Carlos Fuentealba, Axel Blumberg, Cromañón y tantos otros casos en diferentes contextos.
Emergentes que surgen de la necesidad a la carencia de sostén, y a la vez de límites.
El abordaje en este caso es el del fracaso de un sistema que cada vez, busca como referentes a los propios actores. La Institución Educativa, y pondré foco en las Universidades Privadas.
Los adolescentes pertenecen a la cultura del “todo vale”, de “lo fácil” del “vacío”, si bien es cierto la necesidad a pertenecer conforma identidades, también es cierto que la Universidad Privada, avala la cultura del “todo vale”, de “lo fácil”, del “vacío”.
Con la salvedad que no son los docentes, profesores, capacitadores quienes lo instalan, sino la misma Institución.
La calidad del ser estudiante no pasa por una nota, pero sí debería instalarse la cultura del conocimiento, del saber hacer, del evidenciar compromiso, dedicación, etc. Sin embargo son los mismos docentes quienes en ocasiones chocan contra la cultura impuesta y sostenible de la Institución Universidad del “todo vale” y del “facilismo”.
Es aquí donde se produce el vínculo entre los alumnos y la institución, puesto que la internalización de la cultura que atraviesan los adolescentes y jóvenes, aparece como la cultura que la Universidad les propone, enfatizando en “les” puesto que es el modo y no la moda y un modo impuesto, peor aún.
Y es aquí donde emerge el ranking de cantidad de alumnos que posee un universidad valorando la cantidad sobre la calidad. Ocurre que la calidad no se cuantifica en ingresos, y la cantidad contabiliza, traduciéndose en rentabilidad.
Entonces lo fácil atraviesa a ambos, y paradójicamente cuando el “todo vale” no vale en ámbitos laborales. Aquí comienza una nueva etapa, un nuevo existente. Qué ocurre cuando el estudiante comienza la búsqueda laboral.
Notamos a diario que quienes atraviesan por esta etapa, la pertenencia a la institución universidad retrocede a una “simple afiliación” sostenida con el afán de finalizar lo más rápido posible sus estudios porque ya no quieren pertener.
El polo sujeto predomina sobre el polo grupo por un “darse cuenta” que no han sido preparados para instancias laborales. Es ahí donde valoran al docente que con su compromiso y dedicación, asumió un liderazgo operativo, donde dejó hacer cuando era posible hacerlo, puso límites cuando tenía que ponerlos, aún en contra de la universidad quien desde lo académico trató por todos los medios que el alumno pueda rendir bien esa materia que tanto le cuesta con su profesor, y le abren entonces una mesa de examen donde ya de antemano, el alumno aprobará. O bien cátedras con tres docentes, puesto que eludir al “más difícil” ahora, es “tarea fácil.”
Pero en ese darse cuenta, comienza a producirse el alejamiento del estudiante a esa Institución que los formó. Manifestándose desde donde pueden hacerlo, desde la bronca, donde la desconfianza es el polo dominante.
Sin embargo la universidad y sus directivos, depositan “todo lo malo” en ese alumno a quien en algún momento lo instituyó en la cultura del facilismo. El no “hacerse cargo” forma parte del discurso facilista de organizaciones e instituciones en este siglo.
Depositan en ellos su propia realidad. Construyen aquello que piensan que es “poner límites”. En palabras sencillas sería comenzar a poner límites a destiempo y jactándose de hacer las cosas como deben ser. En el mientras tanto, se le hace todo fácil, porque así no abandonan su proyecto de estudio. Y la rentabilidad de la Institución crece, que es lo que interesa o al menos lo que parecería interesar.

Martín Stortoni
Op. Psicólogo Social