domingo, 8 de junio de 2008

La Comunicación Humana



La comunicación pertenece a lo más básico de nuestra experiencia.
El sujeto es esencialmente social y el hombre se conforma, se configura como tal a partir de las relaciones que se establecen con los otros hombres. Por lo tanto vamos a decir que el sujeto es el emergente de una compleja trama de vínculos; y la comunicación, en consecuencia, ocupa un lugar fundamental en la posibilidad de establecer relaciones y vínculos con los otros.-

Nuestra organización social, laboral y familiar no sería posible si no existiera la comunicación. Además pensemos que si no existiera esta posibilidad de comunicarnos, sobre todo en los momentos posteriores al nacimiento, no podríamos subsistir, pensando que el hombre nace en un estado de total indefensión y que en este momento no podría ni siquiera satisfacer sus necesidades mínimas y básicas.

Existe una interrelación entre lo que es la comunicación y el aprendizaje”. Es decir que hay una interdependencia. La comunicación sigue el riel del aprendizaje y viceversa. Nosotros no nacemos sabiendo comunicarnos, sino que debemos pasar por un proceso de aprendizaje de la comunicación.

Decimos entonces, que pasamos por un proceso de aprendizaje de la comunicación, pero para aprender es fundamental el poder comunicarse y comunicarse eficazmente.

Conceptualizamos la comunicación como el medio que permite acciones mutuas entre las personas. Existe comunicación cuando una persona influye sobre el comportamiento de otra, incluso sin hablar. Mientras más sentidos intervengan, mejor será la comunicación.

En la teoría de la información se designan convencionalmente a un Emisor y a un Receptor que se representan gráficamente unidos por una doble flecha. Esta indica que sólo se puede hablar de comunicación, en el estricto sentido de la palabra, cuando el R tiene la ocasión de poder reaccionar al mensaje del emisor.

La comunicación implica la transmisión de ideas, de pensamiento, de habilidades. El E es el que emite el mensaje, y el R es el que lo recibe o descifra. Hay una codificación y decodificación. Para ese intercambio de comunicación hablamos de una retroalimentación. Y para que ese intercambio sea entendido por las personas participantes de este proceso, es importante que exista algo en común, esto es el código para que estos sujetos puedan entenderse.

Comunicación proviene de la palabra latín "COMUNIS” que significa poner algo en común.

El código es simplemente el lenguaje. Es el producto social compartido en grados variables por los integrantes de una sociedad y forma parte del sistema cultural. Cuando hablamos del lenguaje no solamente nos referimos al lenguaje hablado sino también al lenguaje de los gestos, la postura corporal, etc.
Este código no lo traemos dentro, no nacemos con un código sino que debemos aprenderlo, y en el aprendizaje de estos códigos pasamos por experiencias individuales. La apropiación del código es particular, singular y única para cada persona, pero siempre dentro de lo que está socialmente vigente. Por ejemplo, antes no se usaba la lycra, se usaba el banlon; si ahora lo nombráramos nadie lo entendería. Entonces el código varía según las épocas, los estratos sociales, los lugares. Hay un código base con el cual nosotros nos movemos y comunicamos, pero también hay códigos específicos que tiene que ver con las actividades que realizamos o con la posición que sostenemos; por ejemplo el código de un médico o de un deportista.

Cuando uno no comparte el mismo código se pueden producir situaciones de malos entendidos. Pichon–Riviére decía que “la comunicación es un contexto que incluye un medio de señales que todos aquellos que se comunican deben saber codificar y decodificar de la misma manera ya que de lo contrario se producen situaciones de malos entendidos”.

EL SOBREENTENDIDO ES EL CAMINO MÁS CORTO AL MALENTENDIDO
La comunicación es como yo hablo y si el otro no ME entiende es un problema del otro. EL OTRO TIENE PROBLEMAS.

LAS COSAS LAS SIGNIFICO DE ACUERDO A LOS REFERENTES QUE TENGO ADENTRO.
Utilizar mi referente interno para significar el acontecimiento, al acontecimiento le voy a dar un significado, lo voy a ENCUADRAR de acuerdo a estos referentes.
Los referente los vamos internalizando desde nuestro nacimiento. Cada cual tiene sus propios referentes desde sus primeras relaciones humanas.
Estos referentes operan desde adentro nuestro casi sin conciencia.
Referentes tenemos pero REFERENTES COMUNES NO. La eficacia en la comunicación tiene que ver con la mayor posibilidad de tener una comunicación de referentes.

EL GRUPO VA ARMANDO SUS REFERENTES EN COMÚN PARA GANAR EFICACIA.
A mayor referencia compartida, mayor cantidad de referentes compartidos, todos nos entendemos pero NO ES ASÍ.
EL OTRO ES OTRO y por lo tanto piensa distinto a mí, y descifra distinto que yo. Y entiende distinto que entiendo yo. PORQUE ES OTRO. EL OTRO ES OTRO.
Y cual es el problema que el otro es otro, ese es EL VERDADERO PROBLEMA. Que si el otro es otro, entiende desde sus referentes y entonces no entiende.

EL OTRO ES OTRO Y ESCUCHA DESDE SU SUBJETIVIDAD.

LOS REFERENTES NO SON REFERENTES DE UNA VEZ Y PUNTO. SINO QUE EXISTE LO QUE ES LA DIALÉCTICA DEL DESPLIEGUE DE REFERENTES EN POS DE TENER NUEVOS Y MÁS REFERENTES.

La PROXEMIA investiga las distancias que existen entre las personas. Cada cual gradúa su proxemia.
Y es importante entender que cada cultura tiene PROXEMIAS DIFERENTES.
Todas estas proxemias son los referentes que tenemos dentro de una relación de GESTOS, LAS MIRADAS y que las ponemos en juego.
Acá vamos formando una relación para poder DECODIFICAR comprender los referentes que cada uno va portando, los distintos discursos, porque hay distintos tipos de discursos; está el discurso del cuerpo, tono de voz, mímica facial, manos, etc.
Por lo tantos en una relación hay muchos discursos en juego en el fenómeno de la COMUNICACIÓN. Tantos que hasta podríamos decir que imposible tener una comunicación EFICÁZ.

Un elemento que debemos tener en cuenta cuando nos comunicamos es el contexto. El contexto es el medio o ámbito donde se realiza una comunicación. Ésta nos dará información para darle el sentido preciso a lo que estamos observando.

Hay una relación entre el código y el contexto ya que éste actúa selectivamente para saber qué palabras puedo usar, qué gestos puedo tener, qué actitud corporal, etc. Por ejemplo: No hablamos ni actuamos de la misma manera en nuestra casa que en nuestro trabajo.

Todo circuito comunicacional no puede ser eficazmente descifrado si no tiene datos del contexto.

Pichón dice: "Que el ruido está presente en todas las partes de ese trato entre dos o más personas.


En una situación de comunicación todo lo que va de una persona a otra es Información. Esta información puede ser sonidos, olores, imágenes, etc. La comunicación para ser transmitida necesita de un canal. En el caso de dos personas hablando, el canal es el aire a través del cual se desplazan las imágenes y sonidos. Cuando utilizamos otro código como la escritura o el telégrafo los medios de comunicación son los canales.

Todo lo que va de una persona a otra es información. Dentro de esa información podemos distinguir lo que es el Mensaje y lo que es el Ruido. El mensaje es aquello que focalizamos sobre nuestra conciencia, o lo que le prestamos más atención. Si tomamos el ejemplo de lo que es la figura con el fondo, el mensaje es lo que se recorta como figura sobre el fondo del ruido (Por ejemplo: mientras estamos dando esta charla, fuera del curso se sienten personas que van y vienen, por lo que podemos decir que la charla es el mensaje y las personas de afuera los ruidos). Muchas veces el ruido puede transformarse en mensaje.

El ruido disminuye la correspondencia entre el mensaje emitido y lo recibido receptores. Hay ruidos externos que pueden interferir nuestra comunicación y también hay situaciones de ruido interno que tienen que ver con situaciones o problemática de distinta naturaleza, por las cuales la persona está pensando y que le permite escuchar algunas cosas y otras no. Por ejemplo: cuando una persona tiene un problema económico o afectivo y lo lleva permanentemente en la cabeza, si alguien le habla no escucha realmente lo que dicen.

Además hay situaciones de negación de la información cuando alguien le dice algo a la otra persona que toca su problemática interna particular y le produce angustia o miedo; por lo tanto niega la información.

RUIDOS INTERNOS:
El ruido es inherente al sistema de comunicación desde el punto de vista de que el otro es otro y eso produce de por sí ruido.

LA COMUNICACIÓN COMO VÍNCULO ES BICORPORAL PERO TRIPERSONAL.

El tercero es el ruido que impide la plena comunicación.
Puedo tener terceros muy ruidosos o terceros que no aporten tanto ruido.

“Paul Watzlawick” da un grupo de leyes para la comunicación a las que las llama Axiomas Pragmáticos:

“no es posible la no-comunicación”. Tiene que ver con el hecho que cuando uno piensa en la comunicación, piensa en la comunicación consciente, voluntaria, intencional, donde el mensaje que se trasmite al otro es "yo quiero comunicarme con vos”. Por ejemplo estamos sentados en el banco muy enojados con los brazos cruzados sin decir una palabra. Si nos hablan no respondemos porque no queremos comunicarnos. En realidad con nuestra postura corporal o no contestando estamos comunicando que no deseamos comunicarnos. En general en la familia se dice que no hay comunicación, o que entre padres e hijos no existe esta interacción y en realidad lo que sucede es que la comunicación es incompleta, insuficiente. No es que no haya comunicación sino que a veces que por situaciones de indiferencia, de desencuentros con el otro, el mensaje que recibimos no es el mensaje que esperamos o deseamos.

“en la comunicación humana podemos distinguir un lenguaje analógico y un lenguaje digital”. El lenguaje digital es aquel de las palabras (hablada y escrita). Se llama digital porque guarda una relación solamente convencional entre el signo y aquello que representa; por ejemplo: no hay nada en la palabra “tenedor” que represente a un tenedor. El lenguaje analógico es el lenguaje de los gestos, de la postura corporal, del uso del espacio, de la distancia, del tiempo, del tono, la decadencia, el contexto. Se llama analógico porque guarda una relación de semejanza entre el gesto y aquello que representa. El lenguaje onomatopéyico de los chicos (“tu-tu” por ejemplo) también forma parte de éste lenguaje.

A veces puede haber coherencia entre al lenguaje analógico y el digital y otras puede haber contradicciones. En general privilegiamos el lenguaje digital, pero hay situaciones en donde atendemos primordialmente al lenguaje analógico, por ejemplo, si una persona dice “te quiero” más allá del uso de estas palabras se estará atento al tono de voz, de los gestos, la cercanía, etc.

Un elemento interesante para trabajar respecto del lenguaje analógico es el uso de la distancia, del espacio entre les personas que se comunican. Por ejemplo, no es lo mismo la distancia entre dos personas en una relación de pareja que entre dos que no se conocen. El uso del espacio y la distancia la da significación a nuestras comunicaciones. Esto es aprendido desde lo cultural, por ejemplo los latinos utilizamos distancias mucho más cortas que los sajones Otro elemento importante del lenguaje analógico es la mirada. Hay miradas que acompañan y otras que paralizan.



“en toda comunicación humana se distingue un nivel de contenido y un nivel de relación”. El nivel de contenido tiene que ver con la información que nosotros transmitimos y lo que hacemos a través del lenguaje digital, a través de la palabra. El nivel de relación es transmitido a través del lenguaje analógico, es decir a través del uso de la distancia, el espacio, los gestos, la postura corporal, etc. Yo le transmito al otro como debe ser entendida la comunicación.
Este punto es muy importante para comprendernos y comprender al otro. Muchas veces confundimos estos niveles. A veces pensamos que tenemos una excelente relación con el otro pero no concordamos en los contenidos. También podemos decir que estamos de acuerdo con el nivel de contenido pero no lo estamos en niveles de relación. Por lo tanto el contenido que aparece en primer plano de discusión no es el problema, el problema es la RELACIÓN.
Cuando existe un buen nivel de relación pero no tanto de contenidos se debe producir APRENDIZAJE. El contenido lo podemos compartir, lo podemos llegar a entender o no, entonces se producirán contrapuestos de contenido, que en definitiva estamos estableciendo una DIALÉCTICA con el otro.

LA otra combinación es sí estoy de acuerdo en el nivel de contenido y sí estoy de acuerdo en el nivel de relación. Lamentablemente esto es IMPOSIBLE.

Porque para no cuestionar muchas veces el nivel de relación uno admite cualquier contenido.

LOS CONFLICTOS SON LOS QUE NOS PERMITEN A NOSOTROS PODER DESARROLLARNOS INDIVIDUALMENTE.

Conflicto significa poder diferenciarse entre una generación y otra.

No es lo mismo ser el sucesor de un padre, que la continuidad de un padre.


“MENSAJE TIENE INCLUIDO UN MENSAJE IMPLÍCITO Y UN MENSAJE EXPLÍCITO”. El METAMENSAJE. Todo mensaje tiene una parte visible y una parte que no manifiesta. Muchas veces el metamensaje, lo implícito, va en términos analógicos -el tono de voz- . Muchas veces el nivel de relación va en tono analógico, en el MODO COMO SE DICEN LAS COSAS.

“los intercambios comunicacionales pueden ser simétricos o complementarios”. En los simétricos cada una de las personas que se comunican tratan de igualar las conductas recíprocas, sea bondad, maldad, fuerza o debilidad; tratan de ponerse al mismo nivel. Los complementarios se caracterizan por tener una máxima diferencia. La conducta de las dos personas que se relacionan son distinta pero enganchan, son complementarios, por ejemplo la relación jefe-subordinado.

Los intercambios simétricos y complementario no son en sí mismos ni buenos, ni malos. Lo ideal es que por momentos podamos tener intercambios comunicacionales simétricos y por otros momentos, y por lo menos en distintas áreas, los complementarios.

No hay comentarios: