sábado, 1 de octubre de 2011

Sujeto



APARATO PSÍQUICO

El psicoanálisis concibe la vida psíquica como evolución incesante de fuerzas elementales, antagónicas, compuestas o resultantes con un concepto dinámico del psiquismo.
Freud, al inicio de su estudio advirtió la necesidad de crear un esbozo auxiliar para hacer comprensible su teoría. Crea un sistema que ha denominado y dividido topográficamente en inconsciente, preconsciente y consciente. Dentro de estos tres campos de límites imprecisos se considera la existencia de tres instancias que actúan en distintos planos y que adquieren las características propias de ese nivel de la actividad psíquica son: el ello, el yo y el superyo.
El yo tiene una parte dentro del consciente, pero llega al preconsciente y al inconsciente.
El ello, en cambio está totalmente situado en el inconsciente. En suma son campos de límites esfumados que tienen zonas fronterizas comunes 1
1) A. Talaferro, Curso básico del Psicoanálisis, editorial Piados, 1988

El ELLO se caracteriza por la integración total de los impulsos instintivos, tiene íntimas conexiones biológicas de donde extrae las energías instintivas que por medio de esta instancia adquieren su exteriorización psíquica.
Lo que se desarrolla en el ello se rige por el principio de placer. Y además todos sus sectores son inconscientes y una parte está constituido por elementos arcaicos en parte de origen ontogenético y en arte de naturaleza filogenética, es decir, todo lo heredado, lo que ha traído consigo el individuo desde su nacimiento. 
1 A. Talaferro, Curso básico del Psicoanálisis, editorial Piados, 1988

El ello representa la expresión mental de los instintos de vida y muerte fucionados, no puede experimentar su total separación y la extinción de la vida hasta que sobrevenga la muerte corporal.

El YO no es más que una parte del ELLO para Freud, modificado por el impacto y la interacción de las pulsiones internas y de los estímulos externos.
El YO se encuentra ubicado entre el mundo interno y el externo, en una posición que recepciona los impulsos que le llegan de ambos lados.
La función especial del yo es coordinar funciones e impulsos internos y tratar que los mismos puedan expresarse en el mundo exterior sin conflictos.
Dispone de una organización y es capaz de dirigir todas las tendencias del ello hacia una finalidad determinada.
El YO tiene dos funciones muy importantes, el examen de la realidad y el trabajo de síntesis.
El examen de la realidad: en la duda sobre la realidad de un objeto lo primero que se hace es tratar de tocarlo, esta tentativa de comprobación constituye el examen de la realidad, se ayuda con la motivilidad.
El poder de síntesis: es percibir y al mismo tiempo establecer si lo percibido se encuentra en el mundo interno o en el mundo externo.

Los mecanismos de defensa del YO, son las técnicas diferentes que el yo emplea en su lucha contra las exigencias instintivas o peligros intrapsiíquicos.

1. Represión: Impedir el impulso instintivo, el acceso a la motricidad, pero al mismo tiempo, mantenerle su carga de energía. Ej.: El histérico mediante la represión provoca hundir en el incosciente, la causa de su dolencia.
2. Regresión: Proceso que conduce nuevamente la actividad psíquica a una forma de actuación ya superada, evolutiva y cronológicamente más primitiva que la actual.
3. Aislamiento: hace que se considere separado lo que en realidad permanece unido.
4. Anulación o reparación: Realización de un acto determinado con el fin de anular o reparar el significado de uno anterior.
5. Formación reactiva: Lleva al yo a efectuar aquello que es totalmente opuesto a las tendencias del ello.
6. Identificación: La forma más temprana y primitiva del enlace afectivo.
7. Proyección: El sujeto atribuye a un objeto externo sus propias tendencias incoscientes inaceptables para su superyo, percibiéndolas luego como características propias del objeto.
8. Cambio de un instinto por su contrario: La mutación del amor a un objeto por odio.
9. Vuelta del instinto contra el YO: Es el mecanismo por el cual una carga agresiva, primitivamente dirigida hacia un objeto del mundo exterior, se vuelve contra el yo y algunas veces llega a destruirlo. (suicidios)
10. Sublimación: El proceso por el cual un instinto abandona su objeto original, pues, por el principio de realidad, la satisfacción podría originar un displacer (castigo).

El SUPERYO es el heredero del complejo de EDIPO. Instalándose una resuelto este complejo de edipo o castración, sucede según Freud 5 a 6 años en adelante.
El la nueva instancia psíquica que pasa a desempeñar funciones que desempeñaron los personajes del mundo externo. (La ley)
Es función del superyo observar al yo, le imparte órdenes, lo dirige, lo amenaza con catigarlo (tal como lo hicieron sus padres), ocupa el lugar de sus padres, es la conciencia moral en su función de juez.
Lo más notable de sus funciones es el despliegue de severidad que los padres no sentaron precedentes. Llama a rendir cuentas al yo por sus hechos y sus pensamientos e intenciones no realizadas, que conoce perfectamente.
Por su rigidez, no se ajusta e un modelo real. Corresponde al rechazo de la tentación del complejo de Edipo.
Después de los 5 años se abandona una parte del mundo interno en forma parcial, como objeto y se la incorpora al yo, mediante la identificación se convierte en elemento del mundo interno.
Representará para toda la vida la época infantil, el cuidado, la educación y la dependencia con sus padres: Cualidades personales de sus padres, tendencias y demandas del estado social, disposiciones y tradiciones propias de su raza.

Freud, según Ana Quiroga, “es un pionero. Dice que la psicología en sentido amplio es siempre social. Porque en la vida psíquica siempre está presente el otro. Un avance muy importante en esta investigación desde una línea más marcada por la teoría de la historia, por el marxismo y también por su formación analítica, lo hace Wilhelm Reich cuando al estudiar las masas del fascismo encuentra fuertes raíces de este fenómeno en la estructura de la familia. Freud estudia a su vez el proceso de enlace entre dos seres humanos que es básico para entender estos hechos. Me refiero a la llamada identificación”.


MUNDO INTERNO
Según Freud: En el mundo interno tendemos a mantener nuestra suposición infantil de intolerancia autocrática frente a la interferencia de nuestro auto – satisfacción y bienestar. No es una réplica del mundo interno. Se incorporan solamente las relaciones personales en el mundo interno.
Nada es exterior, todo lo que sucede en él se refiere al propio ser, constituye una parte del individuo. Se forma sobre la base de las propias urgencias y deseos del individuo hacia otras personas, de sus reacciones hacia ellas en cuanto son objetos de su deseos.
Al comienzo de nuestras vidas es de carácter primitivo basado en necesidades: succionar el pecho. Y el amor y el odio que surgen de nuestros instintos principales: deseo y agresión.
Las sensaciones corporales de introducir y contener son acompañados por placer o dolor.

Según Pichón: Lo psíquico representa el producto final, “cualitativamente diferenciado (esto es que no es reductible a otros fenómenos, que es específico, con naturaleza propia). De un funcionamiento bio -físico – químico en un contexto social determinado.
De la organización biológica señala como condición de posibilidad de lo psíquico, diferenciándose de él, el funcionamiento del sistema nervioso y en particular el cerebro, especialmente la corteza cerebral.
Si algo se altera o atrofia en su funcionamiento por motivo de una enfermedad congénita traería como consecuencia la alteración del funcionamiento psíquico. Ej.: Ologofrenia, Parálisis general progresiva, mal de pick, etc.
De la organización genética se debe tener en cuenta los genes. A esa organización le es esencial el APRENDIZAJE, la EDUCABILIAD, LA PLASTICIDAD DE LOS RASGOS MENTALES y CREACIÓN DE NUEVAS CONDUCTAS.
Gracias a la plasticidad genética daría como resultado el trabajo humano, el poder planificar, el poder desarrollar los procesos del conocimiento científico y la praxis.
Otra condición de lo psíquico sería: orden natural, el mundo real concreto, la naturaleza, en un contexto vincular – social.
“El mundo externo no se nos da en la experiencia, sino entretejido de relaciones sociales”.
En la constitución de lo psíquico en la configuración del mundo interno tiene vital importancia el otro, el objeto, los vínculos y las relaciones familiares.

El mundo interno es una dimensión intrasujeto, que se diferencia de la realidad externa del sujeto.

Pichón toma tres ideas centrales de Freud para elaborar su concepto de mundo interno:

1. El establecimiento de una relación en el yo y las figuras parentales inscriptas en la interioricidad del sujeto (idea que también reaparece en M. Klein.)
2. El supuesto de que esas figuras u objetos, ahora internos, han operado previamente con el sujeto en la realidad externa.
3. En el pasaje del mundo externo a la dimensión intrasujeto, se produce un proceso de distorsión de esa realidad externa.

Sistema de interacción, de relaciones dialécticas mutuamente modificantes entre el sujeto y los otros sujetos.
Se conforma este grupo interno teniendo en cuenta al sujeto desde la acción significante del otro, que se mueve hacia la gratificación o la frustración.
Refleja la red de relaciones en la que el sujeto emerge. Tiene dos rasgos principales: su HISTORICIDAD y SISTEMA ABIERTO.

“El conjugarse esos dos rasgos: la historicidad y ese carácter de sistema abierto y en interacción con la realidad externa, nos remite al hecho de que en función de estas características del mundo interno es factible un aprendizaje y un reaprenddizaje de la realidad, es factible la reparación de los objetos y de los vínculos internalizados, es factible la reestructuración permanente del mundo interno”
Ana Quiroga

SIMILITUDES Y DIFERENCIAS

Pichón Riviere toma de Freud la base del pensamiento psicoanalítico, repetando aparato psíquico. Entiendo que la diferencia se produce a partir de la incorporación del concepto de VÍNCULO y NECESIDAD, reemplazando el concepto de instinto de Freud.
Utilizando la DIALÉCTICA como interacción del sujeto con el mundo, del conocimiento, de la praxis con el contexto histórico y social.


"El hombre es un ser de necesidades que sólo se satisfacen socialmente, en relaciones que lo determinan", (1973) "Entiendo al hombre como configurándose en una actividad transformadora, en una relación dialéctica mutuamente modificante con el mundo, relación que tiene su motor en la necesidad". "La elaboración de un criterio de salud al que nosotros llamamos de adaptación activa, significa el análisis de las formas que reviste la relación del sujeto con el mundo, de las formas que reviste ésa relación constitutiva del hombre como tal". (1973) "El sujeto es sano en tanto aprehende la realidad en una perspectiva integradora, y tiene capacidad para transformar esa realidad, transformándose a la vez él mismo (...) Está activamente adaptado en la medida que mantiene un interjuego dialéctico con el medio". (1970)
Enrique Pichon Rivière

INSTINTOS
Los instintos son difíciles de comprender psicológicamente, pues constituyen un concepto límite entre lo psicológico y lo biológico y pueden ser estudiados desde ambos puntos de vista.
Para Freud los instintos es un movimiento energético dirigido y condicionado para alcanzar un fin. Formula dos instintos primarios: de vida EROS y de muerte THANATOS.
El instinto de vida: tiende a la reunión, integración, fusión, conservación y creación de nuevas vidas.
El instinto de muerte busca la destrucción, la desintegración y el aniquilamiento, por cuyo motivo es desviado del propio organismo hacia el medio ambiente mezclado con los instintos de Eros y se pone de manifiesto bajo la forma de sadismo.
Constituyen un fenómeno biológico con una representación psíquica, que los da a conocer al mundo. Sus equivalentes psíquicos son: excitaciones, tendencias, deseos, representaciones y fantasías que asociados afectivamente, llegan a la conciencia en forma de material preconciente e incitan al yo a actual para ser descargado en el mundo exterior y obtener de tal modo la satisfacción que esa misma descarga produce. Todo su reservorio se encuentra en el ello.
Los instintos tienen características que le son propias: fuente de origen, impulso, objeto, fin.

PULSION

Un concepto básico en la teoría freudiana es el de “impulso” o “pulsión” (triebe, en alemán). Es la pieza básica de la motivación. Inicialmente diferencia dos tipos de pulsiones: los impulsos del yo o de autoconservación y los impulsos sexuales. Los impulsos sexuales se expresan dinámicamente por la líbido, como manifestación en la vida psíquica de la pulsión sexual, es la energía psíquica de la pulsión sexual. Si todo lo genital es sexual, no todo lo sexual es genital.
La libido es la energía que pone en marcha la pulsión sexual, y puede presentar diferentes alternativas según esté dirigida a los objetos – libido objetal – o se dirija al propio Yo – libido narcisista.
Más tarde reformulará su teoría de los impulsos y distinguirá entre impulsos de vida EROS en los que quedan incluidos los dos de la anterior formulación, e impulsos de muerte THANATOS, entendidos como la tendencia a la reducción completa de tensiones. Freud tenía una concepción hedonista de la conducta humana: comprendía que el placer venia dado por la ausencia de tensión y el displacer por la presencia de la misma. El organismo, inicialmente, se orienta hacia el placer (principio de placer) y evita las tensiones, el displacer y la ansiedad.

NECESIDAD

Registro de movimientos INTERNOS DE DESESTRUCTURACIONES Y NUEVAS REESTRUCTURACIONES EN RELACIÓN CON EL MEDIO.


“Desde esta concepción de un genotipo capaz de la mayor posibilidad de fenotipos, desde esta especie educable que va de lo menos transformante a lo más transformante, desde este nivel de plasticidad es que Pichón Riviere opta por utilizar el concepto de necesidad y no de instinto”.
Ana Quiroga


Para Pichón Riviere no hace falta una explicación metafísica como la de instinto para explicar las reacciones de amor u odio, también utiliza la noción de vínculo como alternativa al concepto de instinto. Vínculo es una estructura compleja que incluye un sujeto, un objeto, su mutua interrelación con procesos de comunicación y aprendizaje.
La primera relación con el mundo se establece a través de las necesidades corporales, y es de ese inicial interjuego cuerpo-mundo que surgirá la primera escala de valores, la primera concepción de la realidad. A lo largo de su vida, el sujeto se verá enfrentado con situaciones de cambio que reactivarán las ansiedades iniciales. La tarea que tiene por delante consiste en lograr una identidad y una continuidad a partir de lo que como individuo ha sido y es, por un lado, y lo que la sociedad ve y espera de él, por el otro.

POLÉMICA CON FREUD Y M. KLEIN SOBRE LOS INSTINTOS

Pichón Riviere sustituye instinto por EXPERIENCIA. Él sostiene que resulta innecesario apelar al concepto de instinto, apelar a lo innato de la capacidad de odio o de la capacidad de amor para explicar la hostilidad del bebé, que ésta se explica “per se” desde la EXPERIENCIA, desde la reacción ante la privación del antro materno, de la situación intrauterina, y como reacción ante la masividad de la exigencia de adaptación que es la experiencia de nacimiento.
Es desde la experiencia concreta que se constituye la fantasía de un objeto bueno ligado a la gratificación y de un objeto malo, persecutorio, odiado y que odia ligado a la frustración. Para él la sensación, la experiencia, sería el fundamento de esa crónica de la realidad, de esa interpretación de la realidad o escenificación de una fantasía inconsciente aún cuando esa interpretación sea distorsionada.


“El dominio de la fantasía inconsciente debe ser considerado como la interrelación entre objetos internos (grupo interno) en permanente interrelación dialéctica con los objetos del mundo exterior”
Pichón Riviere


3. – Que define para la Psicología Social fundada por Enrique Pichón-Riviere, la articulación entre los conceptos. SUJETO, CONDUCTA Y SITUACIÓN.

SUJETO

El sujeto es un ser cognoscente de la representación, de la significación y de la acción.
Analizada desde la perspectiva dialéctica implicaba centrarnos en el estudio del interjuego e interpretación de varios pares contradictorios.
Como punto de partida la NECESIDAD tiene su opuesto en la SATISFACCIÓN, como estado subjetivo.
La satisfacción es la relación con el MUNDO EXTERNO implicando una relación con un OBJETO que es externo al sujeto.
Ese doble interjuego NECESIDAD – SATISFACCIÓN / SUJETO – CONTEXTO implica una relación a su vez que se transforma en este momento en el centro de nuestra reflexión:
Lo que se da entre el mundo externo y esa dimensión INTRASUJETO, dimensión que se constituye por INTERNALIZACIÓN.
Dimensión Psíquica según Pichon Riviere.

MUNDO INTERNO = GRUPO EXTERNO ó Ámbito Social

El ECRO pichoniano concibe al sujeto como partiendo de una ineludible condición de sujeto social, en un implacable interjuego entre el hombre y el mundo. E. Pichón Riviere plantea que "El sujeto no es solo un sujeto relacionado, es un sujeto producido. No hay nada en él que no sea la resultante de la interacción entre individuos, grupos y clases".
Esto significa que el sujeto nace con una carencia fundamental que es la ausencia de todo paquete instintivo que lo fije y lo ligue con certeza a su hábitat. Esto hace que el campo simbólico sea el ineludible campo de constitución de la subjetividad.

La subjetividad se constituye entonces en el campo del otro. El otro como ser social esta ineludiblemente en el horizonte de toda experiencia humana. Aquí es fundamental el concepto de vínculo como esa estructura compleja multidimensional que alberga sistemas de pensamientos, afectos y modelos de acción, maneras de pensar, sentir y hacer con el otro que constituyen las primeras apoyaturas del sujeto y las primeras estructuras identificatorias que darán comienzo a la realidad psíquica del infante.
No solo la trama vincular que lo alberga es condición de sobrevida de este ser que nace prematuro, incapaz de sobrevivir sin la asistencia del otro social sino que la trama vincular es apoyatura ineludible para la confirmación de nuestra identidad. Sin la presencia del otro se devela la fragilidad sobre la que esta constituido el reconocimiento de la mismidad y la identidad del sujeto. Esto lo conocen bien los que implementan las celdas de castigo que suelen desbastar a sus enemigos a través de la privación de estímulos, sensibles y por ausencia de todo contacto humano. Aislados del mundo tendemos a derrumbarnos.
El sujeto de la Psicología Social de Enrique Pichon Riviere es ese sujeto descentrado, intersubjetivo, que produce en el encuentro o desencuentro con el otro. Producción en una condición de descentrado de sí.

Cuando Pichon Riviere piensa al sujeto lo hace en términos de "sistema abierto" (en rigor no hay nada que no sea pensado por él en termino de sistema abierto: el individuo, los grupos, las instituciones, las sociedades, el ECRO). En relación al sujeto se trata de un sistema que no es autónomo en sí mismo, se trata de un sistema incompleto que "hace sistema con el mundo".

CONDUCTA

“La conducta de los sujetos es un emergente y la determina un interjuego de causas internas y externas, causas históricas y actuales. Es por esto que Pichón nos habla de una “Pluralidad causal” de múltiples factores que se articulan en la determinación e una estructura de comportamiento”.
Nos habla del Factor Fenotípico ; constitución de lo subjetivo, fundante del vínculo, desde la vida intrauterina y lo determina un contexto social, vínculos e historia
Nos habla del Factor Filogenético: lo que se transmite biológicamente, lo heredado o patrimonio de la especie que también contiene factores sociales.
También nos habla de que las conductas no son rígidas , que se puede modificar lo hereditario, o lo transmitido biológicamente. Poseen nivel de adaptabilidad, aprendizaje, educabilidad, plasticidad y que pueden generar nuevas conductas.


Pichon establece que el sujeto es un ser de necesidades.
Que trae consigo un mundo interno. Con matrices de aprendizajes innatas y adquiridas en los distintos grupos en los cuales se vincula el sujeto.
Aparece entonces una relación compleja de vínculos internos – externos.
Incluso habla de sujeto – objeto. Es la proyección del propio sujeto a su mundo exterior.
Estas necesidades para que sean satisfechas deben estar acompañadas de una adaptación activa a la realidad. Caso contrario su conducta se encontrará estereotipada.
Cuando estudia al sujeto configurado en el contexto histórico social. Desde este enfoque totalizador la conducta la define como estructura, como sistema dialéctico y significativo en permanente interacción, intentando resolver desde esa perspectiva las antinomias mente-cuerpo, individuo-sociedad, organismo-medio. La inclusión dialéctica conduce a ampliar la definición de conducta, entendiéndola no sólo como una estructura, sino como estructurante, como unidad múltiple o sistema de interacción como concepto de interacción dialéctica la noción de modificación mutua, de interrelación intrasistémica (el mundo interno del sujeto) e intersistémica (relación del mundo interno con el mundo externo).
Para la teoría pichoneana la conducta es “totalidad en evolución dialéctica” gestalt – gestaltung es decir estructura – estructurando. Sistema en movimiento a partir de contradicciones.
Esta estructura de comportamiento tiene en cada uno de nosotros, en cada sujeto en particular, “condiciones de producción “ actuales o históricas.
Las experiencias que se plantean en el aquí y ahora, las exigencias en nuestra adaptación son la que las determinan. Siendo esta determinación una multideterminación.

La definición de estructura como unidad múltiple, como sistema remite en la enunciación de los principios que rigen la configuración de esa estructura, ya sea patológica o normal. Estos principios son:

Principio de policausalidad
Principio de pluralidad fenoménica
Principio de continuidad genética y funcional
Principio de movilidad de las estructuras.

SITUACIÓN

“El ser sujeto situado, el situarse, el situarnos es entonces intento permanente de comunicación, de apropiación de sentidos, de conocimientos. El situarse es un posicionamiento de quien busca ser consciente de su pasado, interrogar y construir un presente, a la vez diseñar un futuro”.
Ana Quiroga


Somos en situación en un mundo de relaciones y significaciones, que nos produce, constituye, contribuimos a crear.

La realidad concreta tal como se le da al sujeto es situación. Un sujeto situado es del hacer, del conocer y transformar.
“Es un sujeto que indaga el universo de experiencia. Es un sujeto que investiga las leyes que lo rigen. Es un sujeto que interpreta el universo contextual. Es un sujeto que opera sobre ese universo. Es un sujeto que se asume como protagonista de la historia”.


“El hombre – en – situación susceptible de un abordaje pluridimensional”
“Situarse es tensión y lucha para que la identidad no estalle en la dispersión social y en la fractura de las identificaciones”
Ana Quiroga.

Situarse es: integración, aprehender y comprender, aferramiento a la racionalidad, compromiso con una praxis, que construye historia, asumir la dialéctica de lo objetivo y subjetivo.
“La búsqueda en la que consiste este situarse es tarea de un sujeto que, desde la conciencia de su esencia social y de su temporalidad, no se pierde a sí mismo, no se aliena en un presente fragmentado, sin pasado ni proyecto”.
Es un sujeto situado y sitiado que está contextualizado. No es una abstracción. Es un sujeto histórico. No se trata de El hombre o La sociedad. Es un sujeto situado y sitiado en el sentido que su subjetividad es configurada en un espacio y un momento histórico social específico que le otorga todo un universo de posibilidades pero le significa a su vez una cierta clausura de las posibilidades de representación simbólica.


ARTICULACIÓN
Pichon Riviere se basó en estos tres conceptos para formular la teoría de la Psicología Social. Indaga al sujeto en un contexto histórico social determinado, para observar por principios de policausalidad sus conductas, las cuales las pondrá de manifiesto mediante los miedos básicos y en un mecanismo espiralado en el cual se moverá en forma permanente. Si este sujeto situado en un aquí y ahora resuelve sus conflictos para consigo mismo y con el medio bajo una teoría de vínculos, se adaptará activamente a la realidad. Caso contrario si conducta se verá estereotipada. Volverá a un punto disposicional y permanecerá cerrado en él. Por lo que es importante pensarse y conocerse para poder conocer sus matrices de aprendizaje y su concepción como sujeto inmerso en un contexto